Enorme el impacto de Sveum como coach de bateo en K.C.

Enorme el impacto de Sveum como coach de bateo en K.C.

NUEVA YORK - Usted nunca verá consumir turno en un juego a un instructor de bateo y si lo ve por allí en el centro del diamante a lo mejor es porque es parte de una bronca colectiva en la que participan todos los uniformados de cada equipo.

Pero Dale Sveum, coach de bateadores de los campeones reinantes de la Liga Americana, ha sido un factor enorme para el rendimiento ofensivo de su equipo, que necesita apenas de dos triunfos para obtener el segundo trono absoluto en la historia de su franquicia.

Los Reales de Kansas City han demostrado ser a la ofensiva como un compacto grupo de tiburones. No pegan muchos jonrones, pero si ven un poquito de sangre o debilidad en el pitcheo rival, lo muerden fuerte y consistentemente hasta convertir en una victoria por amplio margen lo que parecía ser el éxito seguro para el contrincante.

Poner la pelota en juego y no poncharse demasiado es el estilo del ataque de los Reales y el fruto de los consejos de Sveum, otrora bateador ambidextro que fue pelotero activo de la Gran Carpa por 12 temporadas.

"Su impacto ha sido, definitivamente, enorme", proclamó el dirigente de los Reales, Ned Yost, al referirse a Sveum, que apenas experimentó su primera temporada completa como instructor de bateo de la novena de Kansas City en 2015.

"El progreso ha sido notorio con las instrucciones de Sveum", analizó Yost. "Mucho tiene que ver con la madurez y desarrollo de nuestros bateadores en las Grandes Ligas, pero la filosofía de Dale desde el primer día ha sido 'muchachos, hagan su tarea'. Todos están muy bien preparados.

"Dale tiene la virtud de saber informarle a todos y cada uno de los peloteros sobre cuáles son sus fuerzas, cuáles son sus debilidades y cómo tener éxito", detalló Yost. "Es el mejor instructor de bateo con el que yo haya estado relacionado en mi carrera".

El mejor testamento del trabajo de Sveum es la forma como la alineación de los Reales ha destrozado a veloces lanzadores de los Mets de Nueva York que previamente se comieron en la salsa de su enorme velocidad desde la lomita a los Dodgers de Los Ángeles en la Serie Divisional y a los Cachorros de Chicago en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Decíase que los artilleros de los Reales eran buenos frente a las rectas y ya han hecho mucho más que eso en lo que va de la Serie Mundial de 2015. Ni siquiera cuando son presa de una cuenta adversa, los bateadores de la novena de Missouri dejan de hacer contacto. Y tanta metralla, tanto picoteo insistente, tanta agresividad, deriva con buena frecuencia en jugosos racimos.

Los números acentúan esa hipótesis. De acuerdo a las cifras destacadas por Anthony Castrovince, columnista de MLB.Com, los Reales apenas han dejado de conectar en 25 ocasiones al hacerle swing a 330 lanzamientos de los Mets.

"Es versado en todos los aspectos del juego, pero ha estudiado el bateo toda su vida", subrayó el manejador de Kansas City. "Puede relacionarse con todos los bateadores, bien sean zurdos o derechos, porque él era un ambidextro".

Y la relación de Yost con Sveum no es flor de un solo día. Sveum, ex dirigente por casi dos temporadas en las Grandes Ligas con los Cachorros de Chicago, fue instructor de tercera base y hasta de banca a fines de la década pasada, bajo la tutela del propio Yost con los Cerveceros de Mileaukee.

Nadie lo verá pegar 25 jonrones ni impulsar 95 carreras, como lo hizo en 1987 con los propios Cerveceros, pero cada vez que sus pupilos conecten una pelota a los callejones en cuenta de dos strikes, a lo mejor sí verá a Sveum sonreír, a sabiendas de que su misión exitosa como mentor del ataque de los Reales ha sido cumplida con creces.