Los Cachorros sobrepasaron expectativas con un mágico 2015

Los Cachorros sobrepasaron expectativas con un mágico 2015

CHICAGO - En febrero, justo antes de que Joe Maddon tuviese su primera reunión de equipo, el dirigente de los Cachorros señaló que su única expectativa era que su conjunto alcanzara la post-temporada. Esa era una expectativa muy alta para un equipo que había llegado de último en la división central de la Liga Nacional, el año pasado.

Esta temporada, Maddon y los Cachorros ganaron 97 juegos y obtuvieron un puesto en el comodín. Chicago tuvo trece victorias dejando al rival en el terreno, con excelentes contribuciones de sus novatos y un Jake Arrieta fenomenal que llegó a lanzar un juego sin hits ni carreras y logró veintidós triunfos.

En la Serie Divisional de la Liga Nacional, los Cachorros eliminaron a los Cardenales, pero su campaña mágica terminó cuando los Mets los barrieron en la Serie de Campeonato de la Nacional.

Los Cachorros disfrutaron este año al máximo, empezando en los Campamentos Primaverales con un disc jockey, un mago en Nueva York y una fiesta en sus pijamas en Los Ángeles y un zoológico en el Wrigley Field.

El 2015 sirvió también de desarrollo para los novatos Kris Bryant, Kyle Schwarber, Addison Russell, Javier Báez y Jorge Soler, quienes demostraron estar listos para las Mayores.

Récord: 97-65, tercer lugar de la división central de la Liga Nacional, puesto de comodín.

Momento definitivo: Los Gigantes fueron al Wrigley Field y fueron barridos por los Cachorros en cuatro partidos, siendo los novatos quienes fabricaran 16 de las 22 carreras anotadas en la serie.

Lo que salió bien: Los novatos pueden jugar. Kris Bryant es candidato al premio de novato del año, gracias a 26 jonrones, 99 carreras impulsadas, 31 dobles, 87 carreras anotadas y 77 boletos. Schwarber fue subido al primer equipo después del receso del Juego de Estrellas y estuvo entre los líderes en cuadrangulares en la segunda parte del 2015 e implantó un récord de la franquicia en jonrones durante la post-temporada, con 5. Russell estuvo estelar en segunda base y después brilló aún más en el campocorto. Soler bateó para .474 en la post-temporada con tres cuadrangulares, tres dobles y cinco carreras impulsadas.

Lo que salió mal: Muy poco. Los Mets superaron a los Cachorros en carreras, 21 a 8, en su serie personal de post-temporada. Chicago bateó para .236 con corredores en posición anotadora en la post-temporada. Y Jason Hammel tuvo una difícil segunda mitad de campaña.

Sorpresa más grande: Schwarber, de 22 años de edad, debutó en las Mayores el 17 de junio ante los Indios y se fue de 5-4 con un triple y dos remolcadas, y sus gigantescos jonrones lo convirtieron en un héroe.

Bateador del año: Anthony Rizzo se convirtió en el sexto bateador zurdo en la historia de las Mayores en alcanzar 94 carreras anotadas, 38 dobles, 31 jonrones, 101 carreras impulsadas, 78 boletos y 17 bases robadas, uniéndose a Babe Ruth, Barry Bonds, Ken Griffey Jr., Larry Walker y el venezolano Bobby Abreu.

Lanzador del año: Arrieta lideró las Grandes Ligas con 22 victorias y lanzó el décimo cuarto juego sin permitir hits ni carreras, el 30 de agosto contra los Dodgers. En la segunda mitad de la campaña, el derecho tuvo marca de 12-1 en quince aperturas. Se convirtió en el primer pitcher en las Mayores en terminar el año con veinte aperturas de calidad de manera consecutiva. Y en el juego por el comodín de la Nacional, Arrieta lanzó un juego completo sin permitir carreras en el PNC Park de Pittsburgh.

Novato del año: Kris Bryant, joven de 23 años de edad, tuvo un total de 17 carreras remolcadas para ganar partidos. Solamente dos novatos han logrado hacer eso desde el año 2000, Albert Pujols (2001) y Hideki Matsui (2003). En la post-temporada, Bryant bateó dos cuadrangulares y cinco carreras impulsadas, y durante la campaña regular tuvo 28 jonrones y 104 carreras remolcadas.