Rivera atrae respeto universal

Rivera atrae respeto universal

Por las últimas 10 temporadas, los gerentes le han tenido temor, y los peloteros lo han temido.

"Enter Sandman" por Metallica. Suena fuerte desde las bocinas del Yankee Stadium mientras las puertas del bullpen en el jardin izquierdo abren. Y todos saben que es lo próximo que pasa.

Es el precursor de uno de los mejores taponeros en la historia del béisbol. Puedes llamarlo, la calma que precede a la tormenta

Y ahora que el Sandman - Mariano Rivera- ha logrado el escalón de una carrera de 400 juegos salvados, la alabanza del taponero de los Yankees solo ha aumentado.

Jugadores quizás no esperan enfrentarse contra él y los gerentes quizás no le gustan sus posibilidades contra él, pero Rivera ha ganado el respeto genuino. Es un respeto por toda la liga que ha pavimentado su viaja hacia la grandeza.

"Ese es el nivel de respeto que él recibe de todos en el béisbol," dijo el taponero de los Azulejos B.J. Ryan. "Puedes ir a cualquier casa club y le preguntas y ellos te dirán que cuando sale al montículo, uno estará bien ocupado."

Le preguntas a cualquier persona en el béisbol y es casi un conseso: Rivera ha establecido un nivel nuevo para taponeros.

"Para mí, él ha sido el mejor," dijo el piloto de los Marlins Joe Girardi, que fue el receptor de Rivera en el 1995-99 mientras los dos eran compañeros en Nueva York. "Él ha tenido todos estos años dominantes, no solo dos o tres temporadas. Puedes ver el año que tuvo Eric Gagne, ese fue lo mejor que pudo hacer. Mira a Lee Smith y Bruce Sutter, que lo han hecho por tanto tiempo. Pero pienso que puedes discutir que Mo ha sido el más dominante.

Rivera tiene los números que apoyan la declaración de Girardi. Una efectividad de 0.81 en la postemporada en 72 apariencias, 34 juegos salvados en la postemporada, dos premios JMV en la postemporada, siete apariencias en el Juego de Estrellas, cuatro anillos de la Serie Mundial-y ahora es uno de cuatro hombres con 400 juegos salvados.

"Pienso que hemos visto en todos estos años que él ha establecido un camino nuevo para relevistas,"dijo el gerente de los Mellizos Ron Gardenhire. "Pienso que es una de esas cosas cuando lo miras en el montículo, podras decirle a todos 'Tuve la oportunidad de verlo lanzar y fue un lanzador bueno.' Uno de esos tipos de conversaciones."

Mucho del éxito de Rivera tiene que ver con su capacidad de dominar con la recta que corta. Es un pitcheo que ha dejado a los bateadores desconcertados mientras regresan al dugout y todavía no pueden hacer nada con ese lanzamiento.

"Él ha dominado este juego por 10 años con un lanzamiento. Un lanzamiento - la recta que corta que corre a 93-98 mph," dijo el inicialista de los Orioles Kevin Millar, que ha sufrido contra Rivera durante sus tres años en Boston. "Hasta que uno no se enfrenta contra él en la caja de bateo, uno no se de cuenta. Lo miras desde el banco. Lo miras en la televisión. Y dices, 'Ah, fallaron por un poco.' Pero él ha dominado el juego."

Millar debe de considerarse como uno de los que han tenido suerte. Él tiene seis imparables en 13 turnos contra Rivera, un nivel de éxito que solo pocos tienen.

Actualmente, solo seis peloteros tienen más de seis imparables durante sus carreras contra Rivera. Recuerden esto, eso es cumulativo en los 12 años de la carrera profesional de Rivera en las Grandes Ligas.

"Su recta se mueve demasiado. Estoy de 14-0 contra él, o algo asi," dijo Jorge Cantu de los Devil Rays de Tampa Bay, que actualmente está de 4-0 con cuatro ponchetes contra Rivera. "Es irreal. Nunca sabes si la bola irá hacia dentro o afuera, el cutter es demasiado difícil de golpear," dijo Jim Thome de Chicago hablando sobre su frustración y admiración."

"El cutter se rompe tarde, y se rompe encima de ti, y por eso es que uno no puede hacer mucho con eso," dijo Thome, que está de 10-2 de por vida contra Rivera. "Cuando hablas de un tipo con un lanzamiento, no quisiera decir que es solo un lanzamiento, pero el cutter es tan devastador. Él es un tipo que cuando entra a un partido, el juego se terminó."

Añades el control impeccable y la dureza mental a su recta, y Rivera tiene la receta para el éxito.

"Todos hablan de su cutter. Es excepcional, se puede decir que es el mejor en el juego," dijo Mike Stanton de Washington, que fue compañero de Rivera en los Yankees por siete años. "Teniendo un cutter excelente no es lo único. Pocas veces él falla el lugar donde quiere localizar la bola. Es un capricho de la naturaleza."

Rivera experimento con la idea de añadir más lanzamientos a su repertorio, pero no duró mucho para darse cuenta que añadiendo más trucos a su caja de herramientas sería una inversión innecesaria.

"Basicamente lo ha hecho con un lanzamiento, la recta," dijo Girardi. "Me recuerdo que todos decían que necesitaba un slider, y intentamos usar el slider un día contra Toronto cuando teníamos una ventaja grande. Mike Stanley golpeó un cuadrangular contra él, y dijimos, 'Esto llegó a su final'"

Pero el éxito de Rivera y el respeto que ha resultado no solo tiene que ver con su cutter. Es un producto de Rivera como un hombre-religioso, respetuoso, y con clase.

"La cosa que respeto de Mariano Rivera es que él es el que tiene más clase entre todos los mejores," dijo Millar. "Él es el mejor en nuestra generación. Nosotros vemos a los chicos jovenes señalando al cielo después de poncharte, bailando y otras cosas. Nosotros vemos a Mariano Rivera cuando salva un juego importante; hace su trabajo, le da su mano a Jorge Posada, y ya. Eso siempre se ha quedado en mi mente."

Esa misma conducta profesional le ha dejado una impresión al campocorto de los Rangers Michael Young.

"No me gusta cuando él lanza contra nosotros, pero él es el lanzador más respetado en el juego," dijo Young, que esta de 15-4 de por vida contra Rivera. "Él hace su trabajo cada año. No le falta el respeto a nadie, pero le salva muchos juegos importantes a los Yankees."

En un partido donde los números se usan frecuentemente para definir la grandeza, Rivera ha asegurado su legado. En un deporte donde muchos peloteros son idolatrados aunque tengan sus defectos, Rivera ha sido un recuerdo refrescante que el béisbol todavía está lleno de individuos con clase. Y en un equipo donde se espera la perfección, Rivera se ha acercado más para ser colocado en el Yankee Stadium Monument Park.

"Cuatro cientos es un número grande," dijo Millar. "No me importa con cual equipo jueges. No me importa lo que has hecho. Cuatro cientos es un logro grande para él. Pero más que siendo un gran lanzador, él es uno de los mejores que he conocido, compitiendo contra él cada día."