Ventura tratará de asegurar el pase de Reales a la Serie Mundial

Ventura tratará de asegurar el pase de Reales a la Serie Mundial

KANSAS CITY - Algún día va a ser…. Usted puede escribir libros bien gruesos sobre la historia de tantos y tantos peloteros jóvenes cuyas trayectorias son enmarcadas dentro de esa frase. El dominicano Yordano Ventura es uno de esos nuevos lanzadores de los que se espera que algún día va a estar en la cumbre de su profesión en el Béisbol de Lujo.

En una tarde de octubre, con un Kauffman Stadium repleto de aficionados y midiéndose a un equipo poderoso cuyo lanzador es un antiguo ganador del Cy Young, Ventura, el muchacho de la bola de fuego, el jovencito con el potencial más grande que un templo, puede llenar de una vez ese concepto de que "algún día va a ser" con un contundente "el día de la grandeza ha llegado para Yordano...".

De apenas 24 años de edad, Ventura no alcanza aún la dimensión de abridor de altos quilates que ya tienen sus más famosos paisanos y compañeros de equipo Johnny Cueto y Edinson Vólquez, pero el indicado por los Reales de Kansas City para el Juego 6 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana frente a los Azulejos de Toronto hilvana ya una hoja impresionante de servicios bajo su cinturón.

Ganador de 14 juegos en su primera temporada completa en la Gran Carpa, Ventura no las tuvo todas consigo en sus aperturas contra los Atléticos de Oakland en el partido del Wild Card, ni frente a los Orioles de Baltimore en su inicio en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, pero bordó la bola frente a la franquicia de Anaheim en la Serie Divisional (siete episodios de una sola carrera) y maniató dos veces a los eventuales campeones absolutos Gigantes de San Francisco en la Serie Mundial, con efectividad de 1.46 en esos dos cotejos.

Si aparece ese Ventura de enorme calidad en la lomita el viernes en el hogar de los Reales, poco pudiera importar que tenga que medirse al sensacional David Price ni a los poderosos Azulejos, en cuyo caso los Reales pudieran avanzar de una vez a su segundo Clásico de Octubre consecutivo.

"Me siento bien afortunado y estoy bien contento de que este [sexto] partido caiga en mi turno y en Kansas City y de tener la oportunidad de llevar a mi equipo a la Serie Mundial", proclamó Ventura, con la seguridad de un veterano. "Voy a salir a la lomita a dar lo mejor de mí. Y lo que tenga que pasar, pasará".

Firmado bajo un contrato por cinco años y $23 millones, que pudiera extenderse si los Reales ejercen sus opciones para las justas beisboleras de 2020-21, Ventura tuvo efectividad de 7.71 en sus dos aperturas frente a los Astros de Houston en la respectiva Serie Divisional de 2015, pero lanzó lo sucientemente bien (5.1 entradas, tres carreras, seis ponches) para que Kansas City pudiera imponerse a Toronto en su primer encuentro trabajado en la actual Serie de Campeonato.

"Ellos [los Azulejos] tienen una buena alineación, pero no voy a estar enfocado en eso sino en el repertorio que yo tenga y en cómo voy sentirme [el viernes]", indicó Ventura, nativo de Samaná, hermosa región turística de increíbles playas naturales que es conceptuada por algunos entendidos como la principal productora de coco en la República Dominicana. "No estoy concentrado en lo que ellos traen al terreno, sino en cómo voy a sentirme yo."

Y todos los entendidos del planeta saben que cuando Ventura se siente a gusto en el centro de diamante es más dificil para los bateadores rivales que tratar de comerse un enorme plato de sopa con la sola ayuda de un tenedor.

"Todo el mundo sabe lo que yo hago, no es ningún secreto", subrayó el derecho que fuera catalogado como el cuarto mejor prospecto de la organización de los Reales en 2013 por la prestigiosa revista especializada Baseball América. "Si tengo que lanzar adentro o hacer ajustes afuera, los haré para darlo todo por ayudar a mi equipo a ir a la Serie Mundial".

Si usted considera que Ventura tiene enorme confianza en sus habilidades, pese a ser un pelotero tan joven, se unirá al dirigente Ned Yost entre muchos de los que piensan que Yordano cuenta con un mundo en la esférica.

"En un juego como este, uno se siente realmente bien de que él sea el lanzador", aseguró el dirigente de los campeones del Centro de la Liga Americana. "No se va a dejar intimidar por la importancia del momento. Ya pasó esa época. Aprendió muchas lecciones valiosas este año, de cómo enfrentar y superar la adversidad para ser un genuino número uno.

"Ya vimos que el año pasado encontró la forma de cómo elevar su juego a otro nivel y esperamos eso de él [en su apertura del viernes]", manifestó Yost. "Sabemos que tiene una recta a 97-99 millas por hora. La clave va a ser el comando de sus envíos secundarios. Si puede dominar su curva y su cambio, va a ser un hueso duro de roer".