Reales confían en finiquitar la SCLA en su parque

Reales confían en finiquitar la SCLA en su parque

KANSAS CITY -- Todo ese empeño que se puso durante la última semana de la temporada regular para terminar con el mejor récord de la Liga Americana y asegurar la ventaja de local a lo largo de la postemporada está quizás a punto de rendir frutos para los Reales.

Tras la derrota por 7-1 en Toronto en el Juego 5 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana el miércoles, los Reales regresaron al Kauffman Stadium para disputar el Juego 6 este viernes con una oportunidad de asegurar su pase a la Serie Mundial.

Seguro, los Reales habrían preferido haber eliminado a los Azulejos el miércoles. Pero realmente no lo vieron como una oportunidad que no podía desperdiciarse.

"Nada se nos fue de las manos", dijo el antesalista Mike Moustakas. "Enfrentamos a un buen equipo y a un buen pitcher, y fuimos derrotados. Así de sencillo. Todavía estamos arriba 3-2 en la serie y ahora jugaremos en casa. Sabemos que jugamos bien aquí".

Esto es verdad: Kansas City tuvo el tercer mejor récord en casa de la Liga Americana con 51-30, sólo detrás de Houston (53-28) y Toronto (53-28).

"Puedo asegurar que el Kauffman Stadium es el lugar más ruidoso de todo el béisbol", destacó el relevista Danny Duffy. "No es por faltarle al respeto a los demás fanáticos, pero el Kauffman Stadium es el más ruidoso. Y eso nos anima bastante".

Los Reales han ganado cuatro juegos seguidos de postemporada este año en el Kauffman Stadium.

"Es un lugar que nos enciende como jugadores", expresó el derecho dominicano Edinson Vólquez. "Es bueno estar de regreso en casa".

Eric Hosmer agregó, "Es la energía que la gente nos transmite en casa. Siempre hay estruendo y nunca se rinden. Hacen que nosotros tampoco nos rindamos".

La mayoría de los peloteros de Kansas City coinciden en que esperaban de antemano que la serie fuera larga y peleada.

"Se trata de dos equipos que juegan bien duro", manifestó el jardinero puertorriqueño Alexis Ríos. "Sabemos que será una dura batalla. Cada equipo está jugando a su mejor nivel y sabemos que ganar no será fácil"

El timonel de los Reales Ned Yost también imaginó que la serie se definiría en seis o siete juegos.

"Sabíamos de antemano que sería una serie bien peleada", reiteró Yost. "Pero después de ganar los dos primeros encuentros, en realidad tu objetivo es ir a Toronto y bajo un ambiente hostil sacar al menos una victoria. Entonces, regresas a casa y sólo necesitas una victoria para avanzar.

"Ahora, estamos de regreso en un lugar en el que nos sentimos cómodos. Por ello es que la ventaja de local era tan importante para nosotros. Realmente queríamos jugar cuatro encuentros en nuestro parque. Hemos traído de regreso una ventaja (3-2) a un lugar en el que estamos cómodos y ante una gran fanaticada que siempre nos apoya".