El gran trío de los Mets ha cumplido a carta cabal

El gran trío de los Mets ha cumplido a carta cabal

CHICAGO -- El triunvirato de abridores jóvenes que condujo a los Mets a la postemporada por primera vez en nueve años - Jacob deGrom, Matt Harvey y Noah Syndergaard - también ha sido el motor que ha impulsado a la novena de Queens en lo que va de octubre.

Con su triunfo en el Juego 3 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional ante los Cachorros, deGrom (3-0, EFE de 1.80 en 20 innings en estos playoffs) se convirtió en el primer pitcher en la historia de los Mets que se apunta victorias en sus primeras tres aperturas de postemporada. Harvey (2-0 y 2.84 en 12.2 entradas) y Syndergaard (1-1 y 2.77 en 13.0 episodios) también han cumplido a carta cabal.

El manager de los Mets, Terry Collins, considera que la habilidad de tirar strikes ha sido clave para el éxito de dicho trío. Los números corroboran su postura: En sus primeros ocho juegos de estos playoffs, siete de los cuales fueron iniciados por deGrom, Harvey y Syndergaard, los abridores de Nueva York registraron 65 ponches - más que cualquier otra rotación de la postemporada 2015.

"Cuando tienes pitchers jóvenes con brazos potentes, lo que más te impresiona son los ponches," dijo el capataz. "De hecho, a veces tiramos demasiados strikes.

"Si observas a algunos de los grandes lanzadores en este deporte, se meten arriba en el conteo y luego posiblemente no se vea otro strike en ese turno al bate. Nuestros muchachos atacan la zona de strike. Incluso en esta serie, cuando hemos tenido a algunos bateadores en 0-2, hemos cometido un error por encima del plato que ha resultado en un hit. Prefiero que hagan eso a que intenten hacer algo para el que no estén preparados, que es tirar a las esquinas todo el tiempo".

Durante la temporada regular, los Mets tuvieron que hallar un balance entre apoyarse en los tres derechos para llegar a la postemporada y a la vez tenerlos sanos para octubre. Con ese fin, en la recta final de la campaña regular el club saltó aperturas de cada uno de los tres. El más llamativo de los casos fue el de Harvey. El diestro, quien se sometió a una cirugía Tommy John en octubre del 2013, .declaró a principios de septiembre, junto a su representante, que pretendía acatar un límite de 180 innings de labor que le había recomendado su cirujano. Al final, las partes llegaron a un acuerdo y Harvey ha sido tan importante para los Mets en estos playoffs como deGrom y Syndergaard.

El desempeño de los tres lanzallamas en estos playoffs revalida la manera en que Collins y los Mets los han manejado.

"Implementamos un programa que pensábamos iba a funcionar y hasta ahora así ha sido", dijo el manager. "A fin de cuentas, no sabemos qué va a pasar el próximo año ni cómo se van a sentir después de esto. Pero estoy viendo a los muchachos aquí en el mes de octubre, [una época del año] en la cual ninguno ha lanzado anteriormente, y siguen tirando la bola a 98 millas por hora. Eso me da a entender que hemos hecho lo correcto hasta ahora."