Jacob deGrom, enorme una vez más en estos playoffs

Jacob deGrom, enorme una vez más en estos playoffs

CHICAGO - Jacob deGrom se ha subido al montículo tres veces en esta postemporada. Y en cada una de las tres ocasiones, el derecho ha lanzado primores.

El último ejemplo fue el martes por la noche, cuando deGrom lanzó 7.0 entradas brillantes por los Mets en el Juego 3 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, permitiendo apenas dos carreras y cuatro hits, ponchando a siete bateadores y otorgando una sola base por bolas. Se adjudicó la victoria y ayudó a los Mets a tomar una ventaja de 3-0 en la serie.

Sin embargo, los números globales de la salida de deGrom no revelan del todo la calidad de su presentación.

En el primer episodio, el serpentinero de 27 años permitió tres hits-incluyendo un jonrón solitario de Kyle Schwarber. Pero después de salir de apuros en esa primera entrada, el único daño que le hicieron a deGrom fue un cuadrangular del cubano Jorge Soler con las bases limpias.

En total, deGrom retiró a 17 de los últimos 19 bateadores que enfrentó, incluyendo los últimos 11 al hilo luego del bambinazo de Soler.

"No sé por qué el primer inning ha sido tan difícil para mí", dijo deGrom, quien realizó una apertura bien similar a ésta en el Juego 5 de la Serie Divisional contra los Dodgers: problemas en los primeros innings, y luego un dominio impresionante en las siguientes entradas. "Hablé con (el receptor) Travis (d'Arnaud) y me di cuenta de que (los Cachorros) estaban bateando bien la recta. Entonces, dije, 'Hey, vamos a tratar de quitarle velocidad a los pitcheos temprano en los conteos, a ver si hacen contacto (inofensivo). Eso es lo que pasó al final".

En la postemporada, deGrom lleva marca de 3-0 con efectividad de 1.00 en 20.0 capítulos. Ha ponchado a 27 bateadores, con apenas cinco bases por bolas otorgadas.

Uno de los aspectos más impresionantes del diestro ha sido que en sus últimas dos presentaciones, ha sabido luchar y hallar la manera de retirar a los bateadores aun cuando no ha tenido lo mejor de su repertorio.

"Como vieron hoy, al igual que el juego decisivo en Los Angeles, Jake probablemente no contó con su mejor material, su mejor comando", dijo el capitán de los Mets, David Wright. "Pero buscó la manera de ganar, y ése es el mayor cumplido que le puedes dar a un lanzador abridor cuando no tiene lo mejor de su material. Encuentra la manera de brindarte 7.0 innings y dos carreras".

Son muchas las hazañas de deGrom en estos playoffs:

--Es el primer lanzador de la historia en ganar cada una de sus primeras tres aperturas de postemporada y a la vez ponchar a siete bateadores o más en cada una.

--Ha igualado una marca de Grandes Ligas con tres triunfos en la ruta en una postemporada. Ahora comparte el récord con Madison Bumgarner (2014), Cliff Lee (2010), el venezolano Freddy García (2005) y John Smoltz (1996).

--Sus 27 ponches representan la cuarta mayor cantidad de abanicados de un lanzador en sus primeras tres presentaciones de postemporada.

"Jake ha hallado la manera de calmarse y está lanzando tremendo ahora mismo", dijo el manager de los Mets, Terry Collins. Es poco decir.