Triunfan Cubs gracias a la reconstrucción de Epstein

Triunfan Cubs gracias a la reconstrucción de Epstein

CHICAGO -- Octubre del 2011 fue un mes determinante para los Cachorros de Chicago y para los Medias Rojas de Boston.

Los Patirrojos venían de un colapso para la historia el mes anterior, dejando escapar una gran ventaja en la lucha por la clasificación y quedando fuera de los playoffs por segundo año consecutivo. Después de ese desastre, el gerente general del equipo, Theo Epstein, se fue de la organización (al igual que el manager Terry Francona).

Epstein cayó en los Cachorros, que venían de perder 91 juegos y, en sentido, general, sufrían un malestar prolongado después de las tantas esperanzas del 2007 y del 2008 cuando perdieron seis juegos de playoffs sin victorias como campeones de la División Central de la Liga Nacional en dichas campañas.

Los Cachorros representaban el segundo reto de Epstein como alto ejecutivo de un equipo de Grandes Ligas. Luego de ser GG de los campeones de Boston del 2004 y del 2007, a Epstein le tocó reconstruir por completo el equipo del norte de Chicago como presidente de operaciones de béisbol.

Misión cumplida.

Después de varios años agregando talento joven a través del draft, firmas internacionales y cambios, Epstein y su mano derecha Jed Hoyer--gerente general del equipo--Chicago ganó 97 juegos en el 2015 y eliminó a Pittsburgh y San Luis en estos playoffs para alcanzar la primera Serie de Campeonato de la Liga Nacional de la franquicia desde el 2003.

El proyecto de Epstein y Hoyer tomó algo de tiempo. Bajo el mando de dicho binomio llegaron al equipo nombres como Anthony Rizzo, el cubano Jorge Soler, Addison Russell, Kyle Hendricks y Jake Arrieta-entre muchos otros. Pero antes de que estos Cachorros maravillaran a todos, las ediciones del equipo en las primeras tres temporadas de Epstein y Hoyer ganaron 61, 66 y 73 juegos, respectivamente.

"Les pedimos a nuestros fans pasar por mucho, "dijo Hoyer, "y nuestra meta era ser lo más transparente posible".

Llegando a este 2015, el consenso era que a los Cachorros les faltaba al menos un año más para competir en serio por un campeonato. Pero con la adición del zurdo Jon Lester, el surgir de Arrieta como un as y el brillante debut de Russell-además del progreso de muchos otros bajo el nuevo manager Joe Maddon-Chicago aspira a lo más alto ahora mismo.

"No hay garantías en este juego", dijo Epstein. "Hay equipos con grandes planes de cinco años (para llegar a competir) que nunca se concretan. Hay lesiones, malas decisiones de gente como yo o simplemente falta de rendimiento".

Por eso Epstein y su equipo gerencial no quieren desaprovechar las circunstancias que viven los Cachorros en este octubre del 2015.

"La única garantía es hoy y por eso queremos aprovechar al máximo esta oportunidad, con todo y el entusiasmo que tenemos en torno al futuro".