Kyle Hendricks tratará de frenar a Murphy y los Mets

Kyle Hendricks tratará de frenar a Murphy y los Mets

CHICAGO -- A sus 25 años de edad, Kyle Hendricks tiene una tarea bien pesada por delante.

El abridor de los Cachorros para el Juego 3 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional el martes contra los Mets tratará de ayudar a Chicago a evitar caer en desventaja de 0-3 ante Nueva York, lo que prácticamente hundiría las aspiraciones de los pupilos de Joe Maddon de avanzar a la Serie Mundial.

Lo primero que tendrá que hacer Hendricks es saber cómo frenar al infielder de los Mets, Daniel Murphy, quien ha dado jonrón en cuatro partidos consecutivos de estos playoffs y batea .357 con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de 1.308 en la postemporada.

"Está bien encendido", dijo Hendricks. "A veces lo mejor que haces es elegir cuándo pitcharle. Si hay gente en base, a ver cuándo podrás lanzarle incómodo.

"Pero de cualquier manera, cuandoquiera que él esté bateando, hay que tener cuidado. No puedes cometer errores con él y tienes que mantener la bola bajita".

En su primera campaña completa como abridor de Grandes Ligas, Hendricks viene de lograr récord de 8-7 con efectividad de 3.95 en 32 aperturas.

Hubo tropezones en el camino. Del 8 de agosto al 23 de septiembre, el oriundo de Newport Beach, California tuvo efectividad de 5.76 en nueve aperturas y 45.1 entradas. Sin embargo, el serpentinero concluyó la zafra con dos salidas brillantes, tirando un total de 12.0 innings en blanco y permitiendo apenas tres hits.

"Ha sido un año loco para mí, de muchos altibajos", comentó Hendricks. "Tuve que trabajar bien duro con (el coach de pitcheo Chris Bosio) e hice algunos ajustes mecánicos.

"Por fin estoy de regreso en mi carril. Espero seguir así el martes, encontrar mi carril, mantener la bola bajita y continuar por el camino indicado".

Esta es la primera postemporada de Hendricks en Grandes Ligas. En su debut en los playoffs, el Juego 2 de la Serie Divisional contra los Cardenales, el diestro salió sin decisión al tirar 4.2 entradas en las que permitió cuatro hits y tres carreras.

Ahora la encomienda es fuerte. En esencia, Hendricks tiene que salvar la temporada de los Cachorros.

"Pues sí, hay presión", reconoció el joven, quien lleva excelentes números de 2-0 y 0.69 en dos aperturas de por vida vs. la novena neoyorquina. "Siempre va a haber algo de presión, pero tienes que dejar que el placer sea mayor.

"Joe ha dicho eso mucho. Simplemente voy a tratar de divertirme. Para esto juegas. Para esto quieres la bola".