Llegando a la post-temporada, Astros superaron expectativas en 2015

Llegando a la post-temporada, Astros superaron expectativas en 2015

HOUSTON - Los Astros llegaron más lejos en el 2015 de lo que todo el mundo pensaba, y eso incluye a los propios Astros. Quizás es difícil que alguien lo admita ahora, pero el haber estado a tan solo seis outs de avanzar a la Serie de Campeonato de la Liga Americana fue un logro que nadie esperaba después de que hace dos años el conjunto sufriera 111 derrotas.

Fue una temporada para recordar para los Astros y quizás un pie de apoyo para el futuro de una franquicia que está creciendo con un grupo joven sólido y con dinero para gastar en la agencia libre. Los Astros, bajo el mando de A.J. Hinch, fue una de las sorpresas más grandes del año, con marca de 86 victorias y 76 derrotas que les permitió apoderarse del segundo puesto de comodín.

Los Astros vencieron a los Yankees en el Juego de Comodín de la Liga Americana y perdieron contra los Reales en la Serie Divisional de la Liga Americana tras disputar cinco partidos.

Es muy probable que Dallas Keuchel se lleve el premio Cy Young y el puertorriqueño Carlos Correa el de novato del año.

Keuchel, José Altuve y Collin McHugh otra vez tuvieron muy buenas temporadas, pero fueron los nuevos en el grupo quienes llevaron al conjunto al siguiente nivel.

Correa y Lance McCullers Jr. fueron dos de los mejores novatos en las Mayores, y el bulpén contó con Will Harris, Luke Gregerson y Pat Neshek. Tres jugadores que fueron adquiridos en el invierno y cumplieron fueron Evan Gattis, Colby Rasmus y Luis Valbuena.

Los Astros se montaron en el primer lugar de la división oeste de la Americana a mediados de abril y se mantuvieron ahí hasta que sufrieron seis derrotas consecutivas alrededor del Juego de Estrellas. Houston volvió a apoderarse de la punta rápidamente, pero después la volvieron a perder al ser barridos en septiembre por los Rangers, quienes terminaron ganando la división.

Hinch había puesto altas expectativas en la primavera y el haber estado a cinco victorias de la Serie Mundial es una gran indicación que el conjunto respondió.

Récord: 86-76, segundo lugar de la división oeste de la Americana.

Lo que salió bien: El dirigente Hinch encajó perfectamente en los Astros. Keuchel ganó 20 juegos y McHugh 19. Correa y McCullers llegaron de emergencia y resultaron ser fundamentales en el equipo. El bulpén fue excelente con Gregerson, Neshek y Harris. Las adquisiciones de Rasmus, Gattis y Valbuena también ayudaron muchísimo a la ofensiva de los Astros. Correa, Altuve, Marwin González y Preston Tucker elevaron sus mejores marcas personales de jonrones.

Altuve, quien ganó un título de bateo y estableció el récord de hits del club con 225, demostró que el gran desempeño del año pasado no fue pura suerte. El venezolano es el primer jugador de los Astros en batear 200 hits en dos campañas seguidas, terminó de tercero en la carrera por el título de bateo de la Americana y lideró el departamento de bases robadas de la Liga Americana por segundo año consecutivo.

Lo que salió mal: Después de haber empezado 15-7 en la carretera, los Astros tuvieron problemas fuera de casa y desde finales de mayo tuvieron marca de 18-41. En septiembre el bulpén tuvo dificultades contra los Rangers y en el Juego 4 de la Serie Divisional. George Springer se perdió dos meses con una muñeca rota. Carlos Gómez llegó en julio, pero solo jugó en 41 partidos a causa de molestias en un músculo intercostal en las últimas tres semanas de la temporada regular. Scott Feldman estuvo limitado a 18 aperturas porque tuvo una cirugía en su rodilla a mitad de temporada y también sufrió una lesión en su hombro que le costó el final de la campana.

Sorpresa más grande: Harris. Atuve, Keuchel y Correa estuvieron sensacionales, pero Harris puso los mejores números de su carrera este año, con una efectividad de 1.90 en 68 juegos.

Bateador del año: Altuve. El venezolano fue nombrado a su tercer Juego de Estrellas y lideró la Americana en hits (200) y robos de base (38) por segundo año seguido. Fue el único jugador en Grandes Ligas en batear 40 dobles, 15 jonrones y 35 bases robadas y tuvo un promedio al bate de .313 con 66 carreras impulsadas.

Lanzador del año: Keuchel. Tuvo marca de 20-8 y efectividad de 2.48 en 33 aperturas. Fue seleccionado como pitcher del mes en tres ocasiones, este año, y probablemente será galardonado con el premio Cy Young.

Novato del año: Correa. El boricua bateó para .279 con 22 jonrones y 68 carreras impulsadas. A pesar de haber sido el pelotero más joven de las Mayores y haber disputado solo 99 encuentros, Correa lideró a todos los campocortos en jonrones.