Los bates de los Cachorros intentan despertar contra Mets

Los bates de los Cachorros intentan despertar contra Mets

CHICAGO -- Kris Bryant, Javier Báez y Jason Hammel se pusieron a jugar con los pies con una pelota, mientras que el manager Joe Maddon charlaba afablemente con sus pupilos al pasar la tarde del lunes en Wrigley Field.

Abajo 2-0 ante los Mets en la serie de campeonato de la Liga Nacional, los Cachorros de Chicago se aferran a lo que les funcionó en una temporada de resurgimiento.

"Mañana vendremos preparados para jugar", advirtió Maddon. "Estamos siempre preparados".

Quizás no importa si los Mets mantienen el pitcheo dominante que desplegaron en Nueva York. Matt Harvey y Noah Syndergaard maniataron a la potente ofensiva de Chicago, dejando a Nueva York en una posición ideal para acceder a la Serie Mundial por primera vez en 15 años. La de los Mets es una sequía ínfima en comparación a las siete décadas que llevan los Cachorros sin hacer acto de presencia en el Clásico de Otoño.

Según STATS, el ganador de los primeros dos juegos de una serie al mejor en los playoffs del béisbol han avanzado en un 83% (63 de 76 veces), y los Mets tendrán a Jacob deGrom en el montículo para el tercer juego la noche del martes.

"Estamos con muchísima confianza", dijo el manager de los Mets Terry Collins. "Cada noche que sale a lanzar, tenemos una buena oportunidad de ganar".

DeGrom viene de un par de notables victorias en la serie divisional, aunque con diversas rúbricas.

El derecho de 27 años estuvo dominante en el primer juego en Los Angeles, con 13 ponches al cubrir siete innings en blanco en la victoria 3-1 de Nueva York. También el quinto juego y lanzó seis efectivos innings, pese a no estar en su mejor nivel.

El reinante Novato del Año de la Nacional empató con Bartolo Colón en el liderato de victorias del equipo este año, con 14. Pero su valiente apertura contra los Dodgers fue lo que le cimentó su sitial entre los mejores pitchers del momento.

"Ese segundo juego fue una batalla", reconoció deGrom. "Fue más impresionante, ya que no fue fácil. Es más fácil cuando estás en tu mejor forma".

Si bien a deGrom no le ha ido bien en tres aperturas de por vida contra Chicago, Harvey y Syndergaard le dieron una buena guía de cómo hacer las cosas. Harvey y Syndergaard atacaron la zona de strike, al frente en la cuenta contra los jóvenes artilleros de los Cachorros.

Los pitchers de los Mets consiguieron el primer strike contra los Cachorros en 43 de 68 oportunidades al bate en Nueva York, según STATS. También marcaron strike en 177 de sus 274 pitcheos, es decir 64,6%.

Son números importantísimos contra los pacientes Cachorros, que quedaron segundos en las mayores, por detrás de Toronto, al recibir 567 boletos esta campaña. San Luis, rival de Chicago en la serie divisional registraron el strike en el primer lanzamiento en un 56,3% y 59,9% en total de strikes. Los Cachorros batearon 10 jonrones y recibieron 15 boletos.

"No quiero que nuestros jugadores se pongan a cambiar en base a un umpire en el juego anterior, puede cambiar en el siguiente juego", dijo Maddon.

Mientras Harvey, Syndergaard y deGrom dependen de la alta velocidad, Kyle Hendricks, el abridor del tercero juego por Chicago, depende de la localización. No permitió carreras en seis innings en cada una de sus últimas dos aperturas de la temporada, pero fue relevado en el quinto partido de su apertura en el segundo juego en San Luis en la serie divisional.

La tarea primordial para Hendricks será neutralizar a Daniel Murphy, el segunda base de los Mets que está a uno de igualar el récord de Carlos Beltrán de jonrones en cinco juegos seguidos de postemporada.

"Están caliente con el madero", dijo Hendricks. "A veces, lo mejor es saber encontrar el mejor momento para encararlo. Cuando hay gente en base, cuando no hay nadie, cuando se le puede esquivar. Pero, pase lo que pase, hay que andar con cuidado. No puedes cometer ningún error contra él".