Johnny Cueto dio la cara cuando los Reales más lo necesitaban

Johnny Cueto dio la cara cuando los Reales más lo necesitaban

KANSAS CITY - Fue un final apropiado para Johnny Cueto. Después de todo, el dominicano dominó a los Astros por ocho innings el miércoles en la noche. Permitió dos hits y par de carreras, ponchando a ocho. Retiró los últimos 19 bateadores a los cuales se enfrentó.

"Tenía bien claro la magnitud de este juego, creo que todos estábamos conscientes, y salió de la mejor manera posible", dijo el manager de los Reales Ned Yost. "Tuvo una buena recta de dos costuras, un buen cambio, un buen cutter. Estuvo fantástico".

Cueto terminó la noche de la misma forma en la cual la comenzó y ahora los Reales van a la Serie de Campeonato de la Liga Americana para enfrentarse a los Azulejos de Toronto.

Cueto no estuvo bien. Estuvo grandioso.

"Me desperté hoy con el pie derecho. Al momento de levantarme, sentí algo mágico. Este es el Juego 5 y tenía que hacer mi mejor trabajo para todos, para mi equipo y los fanáticos", dijo Cueto.

"Nuevamente, gracias a Dios pude lanzar de la forma que lo hice. Y no hay duda que sabía que se iba a comentar todo lo que andaba mal con Johnny Cueto, pero hoy era el juego en que iba a demostrarles a todos de lo que soy capaz de hacer en los juegos importantes. Y eso fue lo que hice".

Cueto tuvo algo de ayuda. Los aficionados al béisbol celebraron en Puerto Rico luego del doble impulsor de dos carreras del boricua Alexis Ríos en el quinto inning para darle a Kansas City la ventaja 3-2, la cual no perdería.

Los fanáticos en Cuba no olvidarán nunca la noche en la cual su compatriota Kendrys Morales disparó un monstruoso jonrón de tres carreras en la parte baja del octavo para darle a Kansas City una ventaja 7-2. Morales - y todos los presentes en el estadio - sabían el destino de la pelota al momento que hizo conexión con el madero. El bateador designado levantó sus manos y saltaba de alegría hasta la primera base.

"Fui tras la pelota, le hice swing a un buen pitcheo y le conecté fuerte", dijo Morales. "Me lanzó dos pitcheos rompientes que debí haber conectado, pero el tercero no lo perdí".

Los Reales celebraron en el terreno y la fiesta continuó en el clubhouse del equipo de casa. Regresaron al terreno para saludar a los aficionados y compartir la victoria con ellos. Cueto estaba en el medio de la acción una vez más.

"Todos los jugadores, me decían 'ayúdanos a mantener el juego cerrado y te apoyaremos con algunas carreras' ", dijo Cueto. "Gracias a Dios pudimos mantener a Houston a raya con sólo dos carreras, hicieron lo que tenían que hacer y los pudimos aguantar por ocho innings".

Por el contrario, el clubhouse de los Astros tenía un ambiente sombrío, lo cual era entendible. Varios jugadores, incluyendo el venezolano José Altuve, tenían sus corazones rotos por la derrota. Los Astros tuvieron una temporada espectacular. Sabían también que el trabajo de Cueto los despachó a casa.

"Esta noche fue la noche de Johnny Cueto", dijo el manager de Houston A.J. Hinch. "No teníamos un corredor en circulación después del segundo inning. Pensé que el público lo apoyó muy bien. Y pitchea con emoción. Estuvo a la altura de la ocasión. Esta fue su noche. Tuvo una buena recta esta noche. Consiguió que llegara a medir una velocidad alrededor de las 95 millas por hora. Y la buena versión de Johnny Cueto es muy difícil de vencer".

Los Reales recibirán a los Azulejos de Toronto el viernes en Kansas City. Una vez más, los Reales están a ocho victorias de su primer título de Serie Mundial desde 1985. Los jugadores dicen que disfrutarán la victoria por unas cuantas horas más antes de enfocarse en el equipo de Toronto.

Saben que tendrán mucho apoyo en casa.

"Este es un lugar fenomenal para ser el equipo de casa", dijo el manager de los Reales Ned Yost. "Por ello, luchamos tanto para tener la ventaja de empezar en nuestro terreno. Sentimos la energía que nuestros fanáticos nos dan y eso nos ayuda a jugar mejor".