Jacob deGrom pretende volver a dominar a los Dodgers

Jacob deGrom pretende volver a dominar a los Dodgers

LOS ANGELES -- El viernes en el Juego 1 de la Serie Divisional de la Liga Nacional entre los Mets y los Dodgers, Jacob deGrom maravilló a todos con su recta cercana a las 100 millas por hora y sus pitcheos secundarios, combinación que produjo 13 ponches (12 de ellos contra bateadores zurdos) en 7.0 innings y una victoria para los neoyorquinos.

El jueves en el decisivo Juego 5, el derecho de 27 años de edad volverá a subirse al montículo del Dodger Stadium.

"Es probablemente el juego más grande que he lanzado", dijo deGrom al referirse a su salida del jueves, cuando tirará con un día extra de descanso luego de hacer 121 pitcheos el viernes en el primer choque. "Eso estará en mi mente y trataré de salir a colgar ceros".

El Dodger Stadium ha sido un paraíso para deGrom en el 2015. No sólo dominó a los Dodgers en Chávez Ravine el viernes, sino también en una salida de la temporada regular el 26 de julio, cuando tiró 7.2 entradas en blanco y concedió apenas dos hits.

¿Representarán una ventaja ahora ese dominio y el hecho de haberse medido a Los Angeles hace unos pocos días?

"Podría resultar de cualquiera de las dos maneras", contestó deGrom. "Ellos van a ver lo que yo les hice y yo voy a ver lo que me hicieron en el último juego. Entonces, en realidad no sé para quién es la ventaja ahí".

Hace dos días, los Mets estaban preparados para celebrar en el Citi Field de Nueva York su primer avance a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional desde el 2006, pero los Dodgers les aguaron la fiesta con una victoria para obligar este quinto encuentro de vida o muerte. Ahora a los pupilos del manager Terry Collins les toca olvidarse de esa decepción y disputar el Juego 5 con la garra que han enseñado durante todo 2015.

"Seguimos bastante positivos", dijo Collins. "Nuestros muchachos están optimistas. Nadie quiere volar de un extremo de (Estados Unidos) a otro para un solo juego. Pero creo que estamos tan entusiasmados como la otra noche".

Los Mets pondrán a prueba esa resistencia el jueves, con casa llena en el Dodger Stadium.

"Creo que eso viene de un deseo de ganar", dijo deGrom. "Esta era nuestra meta. Queremos llegar hasta la Serie Mundial y éste es un paso en ese proceso.

"Nunca nos damos por vencidos y luchamos hasta el final".