Los Rangers perdieron la batalla final ante Toronto

Los Rangers perdieron la batalla final ante Toronto

TORONTO -- Los Azulejos de Toronto accedieron a su primera serie de campeonato de la Liga Americana desde 1993, recuperándose de una de las jugadas más extrañas en la historia de los playoffs con la complicidad de tres errores de los Rangers de Texas para imponerse el miércoles 6-3 en el duelo decisivo de la serie divisional.

El dominicano José Bautista disparó un monumental jonrón de tres careras, punto de exclamación para un extraordinario séptimo inning de 53 minutos de duración, y que dio un giro loco cuando la devolución de la pelota del receptor Russell Martin al lanzador rebotó contra el bate de Shin-Soo Choo, permitiendo entrar una carrera que puso a Texas en ventaja.

"Es el juego más emocionante que he disputado", dijo Bautista.

Los Azulejos radicaron una protesta luego que los umpires dictaminaron que Rougned Odor podía cruzar el plato. Los fanáticos de Toronto reaccionaron airados, arrojando toda clase de proyectiles y basura al terreno, durante un atraso que tomó 18 minutos.

En la parte baja del inning, los Rangers cometieron tres errores consecutivos, dos del torpedero Elvis Andrus, y Toronto no desaprovechó para remontar.

El novato mexicano Roberto Osuna sacó los últimos cinco outs, para su primer rescate en la postemporada.

Osuna, de apenas 20 años, se volteó hacia los jardineros tras ponchar Wil Venable y miró hacia arriba mientras era abrazado por sus compañeros y los jubilosos fanáticos hacían estremecer al Rogers Centre.

Los Azulejos se medirán con el ganador del quinto juego de la otra serie entre Houston y Kansas City, que se dirimía más tarde. El primer partido de la serie de campeonato de la Americana será el viernes.

Luego que el dominicano Edwin Encarnación empató el juego con un jonrón enorme ante Cole Hamels en el sexto, Odor abrió el séptimo con un sencillo y alcanzó tercera mediante un sacrificio y un rodado.

Con Choo al bate, el tiro de Martin de vuelta al relevista Aaron Sánchez se desvió en el madero del surcoreano y la pelota quedó rodando hacia la antesala.

El umpire del plato Dale Scott decretó inicialmente que no había jugador, pero el manager de los Rangers Jeff Banister salió a reclamar, los umpires analizaron la situación y Odor pudo anotar.

"Había atrapado la pelota y la devolví demasiado casualmente y le pegó a su bate y ves que entra una carrera. Fue algo que nunca me había pasado", dijo Martin. "Fue uno de esos momentos y creó la oportunidad para que nosotros hiciéramos algo especial".

Lo ocurrido seguramente quedará grabada en los anales del béisbol en la misma categoría de rarísimas secuencias, como el jonrón de Derek Jeter que contó con la intervención del fanático Jeffrey Maier.

Según la regla 6.03(a)(3) de Grandes Ligas, el bateador no puede ser señalado con interferencia con el cátcher si el bateador se mantiene en la caja y no hacer ningún movimiento para bloquear o impedir el tiro.

Se trata de una clase de jugada que no cae bajo las que deben ser sometidas a un análisis de video, pero el umpire Scott, aceptó hacerlo tras consultar con el manager de los Azulejos John Gibbons. Luego de una demora de 2 minutos y 32 segundos, se ratificó el dictamen inicial y los fanáticos siguieron arrojando objetos.

Los Azulejos presentaron un reclamo. Pero no hay necesidad de cumplir con el papeleo.

Texas inició la parte baja con tres errores sucesivos, con Martin embasándose tras un mal fildeo del venezolano Andrus.

Kevin Pillar siguió con un rodado a primera, pero Martin quedó quieto en segunda debido al tiro desviado de Mitch Moreland.

Luego que Dalton Pompey entrara como corredor emergente por Martin, Ryan Goins se sacrificó con un toque. Adrián Beltré fildeó la pelota y tiró a tercera, pero Andrus dejó caer la bola para su segundo error del inning, congestionando las bases para Ben Revere.

Revere falló en una jugada de escogencia, con Moreland poniendo out en el plato a Pompey.

Después que Sam Dyson relevó a Hamels, Josh Donaldson lo empató 3-3 con un bombito apenas por encima del alcance de Odor en segunda. Pero Revere fue sacado out.

Acto seguido, Bautista sacudió un jonrón inmenso, dirigido al segundo nivel de la gradas, quedándose mirando a Dyson en el plato y luego soltando su bate con absoluta euforia.

Mientras varios fanáticos seguían tirando escombros al terreno, Encarnación encaró a la afición y pidió calma, levantando su bate y casco. Dyson se sintió aludido y se acercó para confrontar al dominicano, provocando que ambas cuevas y bullpens se vaciaran.

Varios agentes de la policía debieron ubicarse encima del techo de la cueva de los Rangers.

Encarnación y Chris Colabello dieron sencillos al reanudarse la acción, pero el inning finalmente acabó con un elevado de foul de Troy Tulowitzki. Dyson hizo contacto con Tulowitzki tras el out, volviendo a calentar los ánimos.

Osuna ponchó tanto a Josh Hamilton como a Andrus para terminar el octavo, dejando a corredores esperando remolque en primera y segunda.

Texas abrió la cuenta en el primero cuando Delino DeShields anotó en una jugada de escogencia de Prince Fielder. Choo disparó un jonrón ante Marcus Stroman en el tercero para ponerlo 2-0.

Toronto se acercó en la parte baje del tercero mediante un doble de Bautista con dos outs.