Clayton Kershaw vuelve a la carga por L.A. para el Juego 4

Clayton Kershaw vuelve a la carga por L.A. para el Juego 4

NUEVA YORK -- Por tercer año consecutivo, Clayton Kershaw lanzará el Juego 4 de una Serie Divisional por los Dodgers con tres días de descanso.

En las primeras dos ocasiones, el zurdo tuvo resultados mixtos en partidos decisivos de las respectivas series: contra los Bravos hace dos años, salió sin decisión al permitir dos carreras en 6.0 entradas, en lo que sería una victoria de Dodgers para eliminar a Atlanta. Y hace un año en San Luis, Kershaw concedió tres vueltas en 7.0 innings, cargando con la derrota en la eliminación de los Dodgers a manos de los Cardenales.

El martes, Kershaw se subirá a la lomita contra los Mets y el novato Steven Matz en el cuarto choque de la serie entre Los Angeles y Nueva York, con los Dodgers perdiendo dos victorias por una y al borde de la eliminación.

"Agradezco la confianza que me tiene Donnie (el dirigente Don Mattingly)", dijo Kershaw. "Es una buena sensación saber que tu manager te quiere ahí. Te motiva a hacerle quedar bien".

Kershaw ha sido la crema del pitcheo de Grandes Ligas en los últimos años, con tres Premios Cy Young y uno al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

Sin embargo, mucho se ha hablado sobre los problemas del lanzador en postemporada. Su última victoria en los playoffs fue el primer choque de aquel 2013 vs. los Bravos. Desde entonces, Kershaw ha hecho seis aperturas sin triunfar en el béisbol de octubre y de por vida en postemporada lleva marca de 1-6 con efectividad de 4.99.

En el Juego 4 ante los Mets, Kershaw está decidido a borrar esa historia y crear otra en el Citi Field. Y definitivamente, no quiere usar como excusa el hecho de lanzar con un día de descanso menos.

"Nunca reconoceré estar cansado. Para eso es que uno trabaja", dijo Kershaw, quien hizo 113 pitcheos el viernes en el Juego 1 ante Nueva York. "Quieres sentirte igual con el pitcheo 1 que el 140 y quieres sentirte igual en abril que en octubre.

"Así me siento, de verdad que sí. Saben, cuando he tenido éxitos y fracasos, no creo que haya tenido que ver con cansancio, sino con no hacer los pitcheos".