Correa hace historia, pero sólo se enfoca en Juego 5

Correa hace historia, pero sólo se enfoca en Juego 5

Las estadísticas del Juego 4 de la Serie Divisional de la Liga Americana entre los Astros y los Reales vivirán por siempre en los libros de historia.

El campo corto de Houston Carlos Correa bateó par de cuadrangulares para convertirse en el jugador más joven en la historia de la Liga Americana en batear múltiples jonrones en un juego de playoff. Además, se convirtió en el segundo jugador de los Astros en la historia de la franquicia en batear dos batazos de vuelta completa desde el momento en el cual su paisano puertorriqueño Carlos Beltrán lo hizo en el Juego 5 de la SDLA contra los Bravos en 2004.

Correa se convirtió en el pelotero más joven en la historia de la Liga Americana en batear cuatro hits en un juego.

Al final, nada de eso importó a la joven estrella, y lo dio a entender con sus comentarios luego de la victoria de los Reales 9-6 en el Juego 4 de la SDLA para empatar la serie a dos triunfos por lado.

"No hemos terminado", dijo. "Debemos enfocarnos en el próximo juego y tratar de ganarlo".

Luego, dijo esto:

"No fue lo suficientemente bueno para ganar el partido, por lo que no importa", repitió Correa.

Se le preguntó nuevamente por su tarde excepcional.

"No importó. No ganamos el partido", respondió.

Entonces, Correa expresó otra impresión.

"Tenemos otro juego más. Ustedes actúan como si ya estuviésemos eliminados. No estamos eliminados", dijo. "Tenemos que salir y ganar, y todos se olvidarán de este juego".

Ahora la serie regresa a Kansas City. Con todo el heroísmo de Correa y el fuerte picheo del abridor de los Reales Yordano Ventura, quien ponchó a ocho, y el campo corto de Kansas City Alcides Escobar, quien ha bateado de hit en nueve juegos consecutivos en los playoff, esto es lo que todos recordarán:

Los Reales tomaron la delantera en el octavo inning con cinco carreras, incluyendo dos con una pelota conectada por todo el medio por Kendrys Morales que Correa no pudo controlar para empatar el juego 6-6. El roletazo de Alex Gordon trajo a la goma a Eric Hosmer y los Reales tomaron la delantera 7-6. El jonrón de dos carreras de Hosmer en la alta del noveno le dio a los Reales la ventaja 9-6.

Morales ha tenido una buena serie, bateando bien casi en todas las ocasiones en las que se encuentra al plato. Pero no ha sido el único. El sentimiento en el clubhouse de los Reales después del juego fue de confianza y optimismo. Una victoria más, y los Reales estarán de vuelta en la Serie de Campeonato de la Liga Americana para enfrentarse al ganador entre Azulejos y Rangers en la otra SDLA.

"Ese fue el juego más loco en el cual he sido parte y no recuerdo otro que se le acerque", dijo el pitcher de los Reales Édison Volquez. "Ahora, regresamos a casa y Johnny (Cueto) estará en la lomita. Tenemos el ánimo de nuestro lado. Todos en este clubhouse piensan que podemos ganar esta serie".

"No podemos esperar a llegar a casa y jugar", dijo el cátcher de los Reales Salvador Pérez. "Hoy fue un buen juego pero tenemos más trabajo que hacer".

Los Reales tienen pautado enviar a Johnny Cueto a la lomita. Los Astros harán lo propio con Collin McHugh.

"Tenemos el Juego 5, y tenemos las mismas probabilidades de ganar ese encuentro que los Reales", dijo el manager de los Astros A.J. Hinch. "Y vamos a montarnos en un avión, entrenar mañana y estaremos listos para jugar en el quinto encuentro. Será una atmósfera eléctrica en Kauffman Stadium. Los giros emocionales en este juego ocurren todo el tiempo. Y en el béisbol de postemporada puede ser una locura. Nadie se va a rendir y pensar que la temporada quedó atrás, nadie se va a rendir en un juego".

Ya saben cómo se siente Correa con respecto al Juego 5.

"Obviamente queríamos terminar todo aquí, pero ahora nos toca enfocarnos en el próximo partido", dijo Correa.

La noche del miércoles no puede llegar lo suficientemente rápido para ambos equipos. Kansas City, prepárate.