Se espera un gran ambiente de playoffs en el Citi Field

Se espera un gran ambiente de playoffs en el Citi Field

La última vez que los Mets de Nueva York disputaron un juego de postemporada en la Gran Manzana, lo hicieron en el antiguo Shea Stadium.

El Citi Field, hogar de los ganadores del Este de la Liga Nacional en la actualidad, fue inaugurado en 2009, por lo que el lunes tendrá su estreno en playoffs con la serie empatada a una victoria por bando.

Este hecho no pasa desapercibido para propios ni extraños, y Justin Turner - quien defendió la camiseta de los Mets entre el 2010 y el 2013 - es uno de ellos.

"Debe de ser eléctrico", anticipó el antesalista de los Dodgers sobre el ambiente en Nueva York, a donde la Serie Divisional de la Liga Nacional se trasladará desde el lunes.

"Será el primer juego de playoffs en el Citi Field en la historia, y cuando yo estaba con los Mets era algo que siempre teníamos presente, la idea de tener un juego de playoffs".

Los Mets cortaron este año una sequía de nueve años de postemporada, de la mano de un pitcheo abridor dominante y los aportes en la segunda mitad de veteranos (David Wright, Daniel Murphy y Curtis Granderson), recién llegados (Yoenis Céspedes, Juan Uribe y Kelly Johnson) y jóvenes en ascenso (Travis d'Arnaud, Michael Conforto y Jeurys Familia) por igual.

Es por eso que para Terry Collins, los fanáticos les harán sentir su agradecimiento. "Son bastante enérgicos", opinó. "Conocen bien el juego. Quieren a sus Mets y les encanta ganar. Creo que cuando regresemos allí recibiremos una gran respuesta".

El timonel veterano de los neoyorquinos espera que la afición les dé el empujoncito que necesitan para inclinar la serie a su favor.

Los Mets terminaron con foja de 49-32 este año en condición de local, aunque se repartieron los cuatro partidos allí con los Dodgers.

"Sé que vendrán a apoyar al equipo, y cuando han hecho eso, hemos jugado bastante bien", recordó. "Hemos tenido grandes series en los últimos meses y ellos nos han ayudado a mantener un alto nivel de energía. Estoy seguro de que tendremos un gran recibimiento cuando regresemos, algo que este equipo merece. Han jugado fantástico (los Mets en casa)".

La fecha está puesta y nadie se lo querrá perder. Incluso algún que otro jugador de los blanquiazules.

"Estoy bastante emocionado de poder ser parte de eso, a pesar de estar del otro lado", concluyó Turner.