Mets envían al novato Syndergaard a la lomita en el Juego 2

Mets envían al novato Syndergaard a la lomita en el Juego 2

LOS ANGELES - Noah Syndergaard es uno los tantos brazos jóvenes de calidad en la organización de los Mets, junto a Matt Harvey, Jacob deGrom, Steven Matz y Zack Wheeler-entre otros.

El sábado, el novato abrirá el Juego 2 de la Serie Divisional de los Mets contra los Dodgers y Zack Greinke con Nueva York arriba 1-0.

Con una bola rápida de casi 100 millas por hora, slider, curva, cambio de velocidad y ahora una recta de dos costuras, el derecho de 23 años representa un reto para cualquier lineup.

"Ahora tiene más confianza a la hora de lanzar a contacto temprano en el conteo, sin tener que preocuparse por ponchar al contrario", dijo el manager de los Mets, Terry Collins, acerca de la nueva arma de Syndergaard, la recta de dos costuras. "Una de las cosas que uno trata de hacer a este nivel es sacar outs fáciles. La two seamer le ha permitido hacer eso".

Otro notable progreso en el año de novato de Syndergaard, quien terminó la temporada con marca de 9-7, efectividad de 3.24 y 166 ponches en 24 aperturas y 150.0 innings, es su mejoría lanzando en la ruta.

Pitchando en el Citi Field, Syndergaard tuvo marca de 7-2 con promedio de carreras limpias de 2.46, mientras que fuera de casa registró 2-5 con 4.23.

Sin embargo, el diestro ganó sus últimas dos salidas de la temporada regular en la ruta, permitiendo un apenas tres carreras en un total de 14.2 entradas.

"Se trata de acomodarse en el montículo en la carretera", dijo Syndergaard al tratar de explicar su mejoría en ese sentido. "Siento que en las últimas dos aperturas en la ruta, tuve mucha comodidad.

"Lo más importante fue poder ejecutar mis pitcheos y ser más pitcher y menos 'tirador'. Pienso que eso incidirá mucho (el sábado)".

Curiosamente, entre sus pocas aperturas exitosas en la ruta en la primera mitad de temporada estuvo su única presentación contra los Dodgers este año, el 3 de julio. Ese día, Syndergaard permitió apenas dos hits y una carrera limpia en 6.0 episodios, saliendo sin decisión en lo que finalmente fue un triunfo de los Mets.

"El ambiente aquí estuvo eléctrico", contó el joven. "Todos anticipamos esto y va a ser divertido".