deGrom tuvo una actuación histórica en el Juego 1

deGrom tuvo una actuación histórica en el Juego 1

LOS ANGELES - Debido a las limitaciones de innings de Matt Harvey, recuperado de una cirugía Tommy John, el manager Terry Collins tenía que elegir entre Jacob deGrom y Noah Syndergaard para abrir el Juego 1 de los Mets contra los Dodgers en su Serie Divisional de la Liga Nacional el viernes.

Collins eligió a deGrom. Fue la mejor decisión posible.

El derecho de 27 años de edad lanzó una joya de 7.0 ceros y 13 ponches en su debut en postemporada, guiando a los Mets a un triunfo por 3-1 sobre los Dodgers.

"Fue un buen comienzo para un equipo que tenía mucho tiempo sin estar en playoffs", dijo Collins, cuya escuadra tomó la ventaja 1-0 en la serie al mejor de cinco juegos. "Necesitábamos esto para subir la confianza y Jake nos lo brindó".

Alcanzando las 98, 99 millas por hora y utilizando con eficacia sus pitcheos secundarios-sobre todo su cambio ante los bateadores zurdos--deGrom tuvo una actuación histórica en el Dodger Stadium.

--Con sus 13 ponches, deGrom empató una marca de postemporada en los Mets que ahora comparte con el Salón de la Fama Tom Seaver, quien ponchó a 13 en el Juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional en 1973 contra los Rojos.

--deGrom se convirtió en el primer lanzador de los Mets en tener al menos 10 ponches en un partido de playoffs desde el Juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional en 1988, cuando Dwight Gooden lo hizo precisamente en el Dodger Stadium.

--También estableció un récord de ponches en un juego de postemporada en el Dodger Stadium, superando al Salón de la Fama Don Drysdale (11) y Clayton Kershaw (11, el mismo viernes por la noche).

--Y entre deGrom y Kershaw, el abridor de los Dodgers el viernes, se produjo el primer juego en la historia de la postemporada en el que ambos abridores poncharon por lo menos a 11 bateadores.

"Estuve mezclando mis pitcheos", dijo deGrom. "El cambio estuvo bien y ponché a varios zurdos (12), pero mi recta se vio bastante bien también.

"Creo que la clave fue mantenerlos fuera de balance e irme arriba en el conteo".

deGrom ha pasado de ser un torpedero universitario a ser un prospecto de bajo perfil como lanzador, a ser Novato del Año en el 2014 y ahora un estelar del montículo en el mayor de los escenarios.

En otras palabras, ha sido una evolución poco probable y bien notable.

"Tengo más confianza ahora", dijo. "Hubo par de veces (el viernes) que en conteo de 3-2 tiré cambios. Diría que el año pasado probablemente no hubiera hecho eso.

"Entonces, creo que ahora mismo tengo un poco más de confianza".

Los Mets sí confiaron en deGrom y el derecho los premió de la mejor manera posible.