Brilla en el 2015 un Jeurys Familia más maduro

Brilla en el 2015 un Jeurys Familia más maduro

LOS ANGELES - En el 2015, los Mets siempre contaron con un brillante pitcheo abridor al lucir una rotación que incluye a los jóvenes Matt Harvey, Jacob deGrom y Noah Syndergaard.

En cuanto a bateo se refiere, el surgir en la ofensiva en la segunda mitad de la temporada causó un gran impacto para que Nueva York subiera al primer lugar del Este de la Liga Nacional.

Pero hay otro elemento clave digno de destacarse en esta edición de los Metropolitanos: la actuación del dominicano Jeurys Familia como cerrador, luego de las suspensiones por dopaje de su compatriota Jenrry Mejía y la falta de eficacia de Bobby Parnell al éste volver de una cirugía Tommy John.

"Cuando él está bien, es tan bueno como el mejor del juego", dijo acerca de Familia el manager de los Mets, Terry Collins.

Los números hablan por sí solos. Con una recta explosiva que se acerca a las 100 millas por hora, un buen slider y, desde agosto, una recta de los dedos separados (splitter) agregada a su repertorio, Familia terminó la campaña regular con 43 juegos salvados en 48 oportunidades y efectividad de 1.85 en 76 presentaciones y 78.0 entradas. Ponchó a 86 bateadores y dio 19 bases por bolas.

Su control en la lomita se notó claramente en el 2015, en comparación con el 2014, cuando otorgó 32 boletos en 77.1 innings como preparador de mesa.

Dicho control no sólo se ve con la habilidad de tirar strikes, sino también de controlar las emociones. En múltiples ocasiones, Familia ha mencionado a su compañero y compatriota del cuerpo monticular de Nueva York, Bartolo Colón, y al coach del bullpen del equipo, el puertorriqueño Ricky Bones, como figuras que le han ayudado en ese aspecto.

Ese progreso se vio más claro que nunca después del 30 de julio, cuando Familia le permitió un jonrón de tres carreras a Justin Upton y los Mets perdieron su encuentro ante los Padres (después de un largo retraso por lluvia en Queens). De hecho, era su segunda presentación seguida en que malograba una oportunidad de salvamento.

El Familia del 2014 pudo haber caído en un hoyo de incertidumbre, pero en esta ocasión fue todo lo contrario. Después de aquel nefasto partido contra San Diego, el oriundo de Yaguate lanzó en 16 juegos consecutivos sin conceder carrera alguna.

"Cuando pasó por su pequeña mala racha en la que tuvo algunos problemas, no dejó que eso lo afectara", dijo Collins. "Simplemente seguía tomando la bola y haciéndolo de la mejor manera posible".

Familia, quien participa en sus primeros playoffs por los Mets en su Serie Divisional contra los Dodgers, no deja de atribuirle su éxito y su nueva calma a la influencia de Colón, Bones y el coach de pitcheo Dan Warthen.

"Eso viene con la ayuda de los compañeros, Bartolo Colón que siempre está hablando conmigo", expresó Familia, de 25 años de edad. "El mismo Ricky Bones siempre me ha dicho que si sigo mis cosas y soy paciente en la loma, las cosas me van a salir bien. Eso es lo que estoy haciendo desde el principio hasta ahora".

De su parte, Collins ve la influencia de todos, pero al mismo tiempo reconoce la voluntad del mismo Familia de asimilar los mensajes de los otros.

"Como siempre digo, no importa qué dice Dan Warthen o Ricky Bones", manifestó el piloto. "Cuando tus compañeros tu dicen, 'Hey, tienes que superar esto. Vas a estar ahí otra vez mañana, así que olvídate de lo de esta noche', él tiene la inteligencia para saber que ésa es la mentalidad que tienes que tener".