Los Twins superaron las expectativas en 2015

Minnesota mostró resistencia en temporada y con jóvenes talentosos su futuro es prometedor

Los Twins superaron las expectativas en 2015

MINNEAPOLIS - Cuando Paul Molitor se reunió con los medios de comunicación en la rueda de prensa para su presentación el 3 de noviembre, dijo que creía que los Mellizos estaban preparados para ganar y poner fin a sus cuatro temporadas consecutivas con al menos 92 derrotas.

Pocos le creyeron, toda vez que los Twins aún estaban en la lista de equipos destinados a terminar últimos en la división, pero la predicción de Molitor resultó correcta. Los Twins concluyeron con récord ganador por primera vez desde 2010 y no fueron eliminados de la postemporada hasta la penúltima fecha de la temporada. Cerraron la campaña en el segundo lugar de la División Central en la Liga Americana.

En su primera temporada al frente del club de Minnesota, Molitor dirigió a un equipo que superó las expectativas con muchos peloteros que se asomaron a las finales de la temporada por primera vez en sus carreras.

"Creo que hemos aprendido mucho", dijo Molitor. "Hubo un gran crecimiento. Vimos el desarrollo de una gran cantidad de muchachos notables en términos de carácter y rendimiento. El telón cayó por así decirlo, pero fue un buen espectáculo. Algunos de los actos fueron un poco raros y nosotros tratamos de pasar a la siguiente escena. El equipo de trabajo fue bueno", agregó.

Como señaló Molitor, la resistencia fue lo más impresionante del club. Se recuperó de un arranque negativo de 1-6 y resistió a pasajes difíciles, como una barrida en Nueva York contra los Yankees a mediados de agosto y una racha perdedora de cinco partidos en casa a mediados de septiembre. Finalmente, los Twins se quedaron cortos en su objetivo de avanzar hacia la postemporada, pero cuentan con un núcleo de jóvenes peloteros como Miguel Sano, Eddie Rosario, Byron Buxton, Aaron Hicks, Trevor May y Tyler Duffey que le ayudarán a mantenerse competitivos en el futuro.

"Siento y considero que crecimos como equipo y vimos algunos muchachos jóvenes mezclados con algunos peloteros veteranos", comentó el segunda base Brian Dozier , con experiencia en Juegos de Estrellas. "Estimo que hemos dado muchos pasos para mejorarnos nosotros mismos, no sólo este año, sino para los próximos. Es siempre una buena señal cuando nos fijamos en las grandes expectativas. Pero al mismo tiempo, nos quedamos cortos".

Record: 83-79, segundo lugar en la División Central. Momento decisivo: Los Twins mostraron mucha voluntad en toda la temporada, y no sólo en un juego exhibieron sus agallas. En una épica batalla del 10 de julio, los Twins vinieron de abajo v vencieron a los Tigres. Minnesota estaba abajo 6-0 en la octava y 6-1 en la novena entrada, pero reaccionaron liderados por un cuadrangular de tres carreras de Dozier. Los Twins estaban 6-1 de cara al Juego de Estrellas, lo que significa que eran un contendiente de postemporada que iban en serio. Era el principio del fin para Detroit después de ganar la división en cada uno de los últimos cuatro años.

Lo positivo: Después de que sus lanzadores abridores terminaron con la peor efectividad en las Grandes Ligas en cada uno de los dos últimos años, los abridores de los Twins cerraron la contienda con un respetable 16to. lugar en efectividad. Kyle Gibson dio un paso hacia adelante, mientras que Ervin Santana proporcionó un gran impulso tras cumplir su suspensión de 80 partidos por el uso de una droga para mejorar el rendimiento. El novato Tyler Duffey fue una gran sorpresa con un buen final de año.

Sano surgió como candidato a Novato del Año de la Liga Americana, al descargar 18 jonrones y 17 dobles en 80 partidos. Su compañero y también novato Rosario tuvo un año impresionante al alcanzar dobles dígitos en jonrones, dobles, triples, bases robadas y asistencias en los jardines. Hicks comenzó el año en Triple A (Rochester), pero finalmente irrumpió en las Grandes Ligas y se convirtió en figura ofensiva del equipo, a tal grado, que se perfila como un jardinero titular en la temporada 2016.

Glen Perkins estuvo perfecto en situaciones de apremio en la primera parte de la contienda. Lidió con las lesiones y luchó con la consistencia en la segunda mitad. Kevin Jepsen llenó ese hueco tras ser adquirido de los Rays a través de un cambio.

Torii Hunter fue el líder en los vestidores y ayudó a crear una especie de fiestas para celebrar los triunfos de los Twins. Sus 22 jonrones fueron su mayor cantidad desde 2011, además logró remolcar 81 carreras. Dozier descargó 28 cuadrangulares (cifra tope en su vida) y participó en el Juego de Estrellas por primera vez. Los Twins batearon para .269 con corredores en posición de anotar . Concluyeron en el tercer lugar de las Ligas Mayores en ese rubro.

Lo qué salió mal: El derecho Phil Hughes no pudo encontrar su forma de 2014, cuando vio saltar su efecividad de 3.52 a 4.40. También se perdió el tiempo con una lesión en la espalda y terminó la temporada con un ataque de neumonía.

El lanzador derecho Ricky Nolasco perdió cuatro meses con una lesión de tobillo que le llevó a pasar por el quirófano. Volvió para una aparición como relevista y un inicio tardío en la temporada, pero terminó con una efectividad de 6.75 en 37 1/3 entradas.

El primera base Joe Mauer se mantuvo sano. Participó en 158 partidos (récord personal) pero promedió .265 /.338 /.380 y no ha vuelto a disfrutar de un gran año ofensivo desde que sufrió una conmoción cerebral a finales de la temporada 2013.

Danny Santana y Kennys Vargas experimentaron un gran repunte entre los novatos la temporada 2014, pero no fueron capaces de construir sobre ellos en el 2015 y ahora se enfrentan a un futuro incierto.

El jardinero Oswaldo Arcia bateó 20 jonrones en 103 juegos como un joven de 23 años de edad, en 2014, pero jugó en sólo 19 partidos con los Mellizos en el 2015, mientras luchaba en la ofensiva tanto en las Grandes Ligas y en Triple A.

El receptor Kurt Suzuki no pudo repetir su temporada 2014 en la que fue convocado al Juego de Estrellas por primera vez en su carrera. Pero lució consistente toda vez que abrió 123 partidos detrás del plato.

Santana tuvo una fuerte segunda mitad, pero llegó después de su suspensión de 80 partidos. Una temporada completa de Santana podría haber sido suficiente para conducir a los Mellizos a la postemporada.

Perkins tuvo problemas en la segunda mitad, y cerró con una lesión en la espalda y una efectividad de 7.32 después del Juego de Estrellas.

Bateador del año: El mejor bateador de los Mellizos fue Sano, y lo hizo en sólo 80 juegos después de que fue llamado a filas el 2 de julio. Pero es difícil hacer caso omiso a los números que acumuló. Logró promedios de .269 / .385 /.530 con 18 jonrones, 17 dobles y 52 carreras impulsadas. Dozier tiene un caso fuerte y jugó en 157 partidos, pero tuvo un .841 OPS en la primera mitad y un .639 OPS en la segunda mitad.

Pitcher del Año: Gibson fue abridor más consistente del club a lo largo de toda la temporada, registrando una efectividad de 3.84 en 32 aperturas y 194 2/3 entradas. Santana y Duffey lucieron impresionantes en la recta final, pero Gibson lideró a los Twins en aperturas y entradas lanzadas y dio un paso más al frente en su desarrollo.

Novato del Año: Sano está arriba de Rosario con cierto margen a su favor. Sano fue un bateador mucho mejor, luciéndose como el designado del club, aunque tuvo que lidiar con una lesión en la corva que limitó su eficacia en las bases. Rosario fue un gran defensor en los jardines y un mejor corredor de bases, pero se vio afectado por el hecho de que tuvo un porcentaje de .289 de embasarse, casi 100 puntos por debajo de Sano.