Yankees, Astros depositan su fe en sus ases para el Juego del Comodín

Yankees, Astros depositan su fe en sus ases para el Juego del Comodín

Después de una ausencia de dos años, el béisbol de postemporada regresa al Bronx hoy a las 8 p.m. ET cuando los Yankees reciban a los Astros en el Juego del Comodín de la Liga Americana.

Como de costumbre, la trama girará alrededor del bateo, la defensa y el enfrentamiento en el montículo entre el as de Nueva York, Masahiro Tanaka, y el candidato al Premio Cy Young de Houston, Dallas Keuchel. Tanaka viene de sufrir un tirón en la corva derecha al salir de la caja de bateo el 18 de septiembre en una derrota ante los Mets en el Citi Field.

"Es uno de los mejores", dijo el cañonero veterano de los Yankees, Alex Rodríguez, acerca de Keuchel, quien estará lanzando con tres días de descanso pero quien tiró 16 innings en blanco ante Nueva York esta temporada. "Pero en esta época del año, sea Keuchel. [Zack] Greinke, [Clayton] Kershaw o [David] Price - todos son nombres de lujo. Hay que irlos derrotando uno a uno".

La sede del partido podría ser un factor clave.

Los Astros quedaron empatados en el primer lugar en la liga con 53 victorias como locales esta temporada, pero su marca en la ruta fue de 33-48. Y Keuchel lanzó mucho mejor en el Minute Maid Park (15-0, EFE de 1.46) que en otros estadios (5-8, EFE de 3.77). Aun así, Houston ganó dos de sus tres juegos en el Yankee Stadium este año y cuatro de los siete enfrentamientos entre los dos equipos.

El ganador del Juego del Comodín de la Americana, presentado por Budweiser, avanzará a la Serie Divisional al mejor de cinco juegos ante los Reales, campeones reinantes del Joven Circuito, a partir del jueves.

"Estar en esta situación ahora mismo después de los últimos años, nos la hemos ganado", dijo el receptor de los Astros, Jason Castro. "Es hora de demostrarle a la gente quiénes son los Astros".

Los Yankees no han llegado a este juego de vida o muerte con mucho impulso que digamos. Perdieron seis de sus últimos siete juegos de temporada regular y fueron barridos por los Orioles en el último fin de semana, lo cual le dio a los Astros la oportunidad de asegurar ventaja de local. De no haber perdido los Astros ante los D-backs el domingo, el Juego del Comodín se hubiese disputado en Houston.

Existen explicaciones obvias por los problemas que han tenido los Yankees en la caja de bateo. El inicialista Mark Teixeira quedó fuera por el resto de la temporada tras sufrir una fractura en la pierna derecha. Tampoco se espera que el intermedista Stephen Drew vuelva a jugar este año tras ser diagnosticado con una conmoción cerebral que le causó mareos durante más de dos semanas.

Y de los bateadores más importantes de los Yankees que siguen en acción, varios se han visto en baches largos. Brett Gardner tuvo promedio de.196 en sus últimos 58 compromisos de la temporada regular y Jacoby Ellsbury bateó .218 en sus últimos 63 partidos. Gardner y Ellsbury suelen batear en la parte alta de la alineación y el equipo cuenta con que se embasen. Rodríguez, cuya encomienda es empujarlos, terminó el año con promedio de .217 en sus últimos 82 juegos.

Viendo el lado positivo, el novato Greg Bird ha hecho una labor estupenda como substituto de Teixeira. Desde que hizo su debut de Grandes Ligas el 13 de agosto, ha conectado 11 bambinazos y quedó empatado con el boricua Carlos Beltrán con 31 remolcadas en ese tramo.

A pesar de que los Astros ganaron seis de sus últimos ocho juegos de temporada regular, también lucieron vulnerables en la recta final. Tras encabezar su división durante 139 días, septiembre/octubre fue su peor meses por cualquier medida. Incluso hubo un momento en que los Angelinos los superaron en la lucha por el segundo Comodín de la Americana.

"Estamos contentos de estar adentro y ansiosos por sembrar un poco de caos aquí", dijo Keuchel.

El martes por la noche, lo que importará será el pitcheo, el bateo y la defensa. Y quizás, la geografía.