Twins superan expectativas en 2015, tienen futuro

Twins superan expectativas en 2015, tienen futuro

MINNEAPOLIS - Cuando Paul Molitor habló con los medios, el 3 de noviembre, mientras era presentado como dirigente, dijo que creía que los Twins estaban listos para ganar y romper la racha negativa de cuatro temporadas con al menos 92 derrotas.

Molitor demostró tener la razón gracias a que los Twins lograron su primer récord positivo desde el 2010 y no fueron eliminados de la post-temporada hasta el penúltimo día de la campaña regular, terminando de segundos en la división central de la Liga Americana.

El poder de recuperación y nunca darse por vencidos fueron las claves de esta temporada para Molitor. Su equipo empezó con marca de 1-6, fueron barridos por los Yankees en Nueva York a mediados de agosto, tuvieron una racha de cinco derrotas seguidas en casa a mediados de septiembre.

Aunque no pudieron llegar a la post-temporada, los Twins tienen un grupo de jóvenes, tales como: Miguel Sanó, Eddie Rosario, Byron Buxton, Aaron Hicks, Trevor May y Tyler Duffey que deberían ayudar a mantener al equipo competitivo en los años por venir.

Récord: 83-79, segundo lugar en la división central de la Liga Americana.

Momento que los definió: Cuando vinieron de abajo para ganarle a los Tigres, el 10 de julio. Los Twins iban perdiendo, 6 a 1, en el noveno inning y terminando dejando a los Tigres en el terreno con un jonrón de tres carreras de Brian Dozier.

Lo que salió bien: Después de tener una de las peores efectividades de las mayores por los últimos dos años, los abridores de los Twins terminaron con la décimo sexta mejor efectividad de la liga. Kyle Gibson, Ervin Santana y Tyler Duffey fueron gran parte de este logro.

Sanó fue uno de los mejores novatos del año, al conectar 18 jonrones y 17 dobles en 80 partidos en las Grandes Ligas.

Rosario también tuvo una temporada impresionante, alcanzando dígitos dobles en cuadrangulares, dobles, triples, bases robadas y asistencias desde los jardines.

Hicks demostró poder ser un jardinero titular en la Gran Carpa para el 2016.

Glen Perkins y Kevin Jepsen cumplieron con el trabajo de cerrar juegos victoriosos de los Twins.

Torii Hunter pegó 22 jonrones e impulsó 81 carreras. El veterano fue un verdadero líder en el clubhouse.

Dozier bateó 28 vuelacercas y fue nombrado al Juego de Estrellas por primera vez (conectó jonrón en ese juego).

Lo que salió mal: Phil Hughes no logró los buenos resultados conseguimos en el 2014, subiendo su efectividad de 3.52 a 4.40.

El lanzador derecho Ricky Nolasco se perdió cuatro meses de la temporada con una lesión en el tobillo que lo obligó a someterse a cirugía.

Joe Mauer se mantuvo sano y disputó 158 partidos, pero bateó para .265 y no ha tenido un gran año ofensivo desde que sufrió una contusión cerebral en 3l 2103.

Danny Santana y Kevin Vargas tuvieron un excelente 2014, pero no pudieron continuar el buen desarrollo en el 2015.

Oswaldo Arcia bateó 20 jonrones en 103 partidos en el 2014, pero este año solo disputó 19 juegos y no se vio cómodo ofensivamente.

El cátcher Kurt Suzuki jugó en 123 encuentros pero no pudo replicar el gran 2014 que tuvo que inclusive lo nominó al Juego de Estrellas.

Bateador del año: Miguel Sanó conectó 18 jonrones y 17 dobles en 80 partidos en las Grandes Ligas.

Mejor pitcher: Gibson fue el abridor más consistente, logrando una efectividad de 3.84 en 32 aperturas (194 innings y dos tercios de labor monticular).

Novato del año: Sanó y Rosario estuvieron muy parejos. Mientras que Sanó tuvo una gran labor ofensiva, Rosario realizó un excelente trabajo defensivo.