Gordon y los recién llegados brillaron con Miami en 2015

Gordon y los recién llegados brillaron con Miami en 2015

MIAMI - La primera señal de que la temporada de Miami no iba de acuerdo al plan fue el Día Inaugural, cuando hubo un retraso por lluvia en el juego que se disputaba en el Marlins Park, estadio que tiene techo retractable.

Los Bravos terminaron ganando ese primer encuentro en Miami, 2 a 1, y los Marlins nunca lograron encontrar tierra sólida donde pisar, así que una temporada llena de expectativas rápidamente se convirtió en la sexta campaña perdida al hilo de la organización.

Desde el primer día hubo controversias y escrutinio. El club empezó el año 3-11 y desde ese entonces el trabajo de dirigente de Mike Redmond comenzó a peligrar.

En mayo, Redmond fue echado cuando el equipo tenía récord de 16-22, y su reemplazo fue una total sorpresa - Dan Jennings pasó de gerente general a dirigente.

El cambio fue hecho con la esperanza de llenar de energía a una escuadra que no estaba jugando bien; sin embargo, llegaron más problemas y lesiones.

Henderson Álvarez fue sometido a una operación en el hombro derecho y quedo fuera de acción en el 2015. José Fernández no hizo su primera apertura del año hasta el 2 de julio ya que se estaba recuperando de una cirugía en el codo derecho.

Giancarlo Stanton, quien estaba liderando las Mayores con 27 jonrones y 67 carreras impulsadas, se rompió un hueso en su mano izquierda, el 26 de junio.

En septiembre, los Marlins empezaron a jugar buen béisbol, aunque para ese entonces ya estaban eliminados de la posibilidad de alcanzar la post-temporada.

Récord: 71-91, tercer lugar en la división este de la Liga Nacional.

Lo que salió bien: Stanton y Dee Gordon fueron seleccionados al Juego de Estrellas, por primera vez la organización tenía dos jugadores escogidos para ser titulares en este juego.

Durante la temporada, Gordon fue líder en promedio al bate, bases robadas, hits y hits múltiples, y Adeiny Hechavarría y él formaron una de las combinaciones de doble play más letales de la Liga Nacional.

Justin Bour demostró ser un gran primera base. Carter Capps se estableció como un gran lanzador en el octavo inning para prepararle la mesa al cerrador. A.J. Ramos terminó siendo el lanzador más consistente como cerrador.

J.T. Realmuto lo hizo muy bien como receptor novato y el japonés Ichiro Suzuki, con 41 años de edad, fue el jugador más duradero.

Fernández implementó un récord el 25 de septiembre al lograr una marca de 17-0 en el Marlins Park. Por primera vez desde 1900 que un pitcher gana tantos juegos sin perder iniciando su carrera en las Mayores, en casa.

Lo que salió mal: la lesión de Stanton fue devastadora para los Marlins.