Nuevo GG de Angelinos quiere cumplir con las expectativas

Nuevo GG de Angelinos quiere cumplir con las expectativas

ANAHEIM, California -- Billy Eppler sabe que su nuevo empleo como gerente general de los Angelinos luce particularmente complicado. Conoce el poder que tiene el manager Mike Scioscia en la organización y las altas expectativas que abriga el dueño Arte Moreno.

Nada de eso asustó a Eppler, quien acumula 11 años de experiencia en un ambiente en que se suele exigir mucho: la oficina de los Yanquis de Nueva York.

"Busco un lugar donde las expectativas sean altas", afirmó Eppler. "Estaba buscando un ambiente de mucha exigencia en el trabajo. Por eso quería este empleo... Creo que crecer en ese ambiente en Nueva York, debajo del microscopio que todo ello implica, jugó quizás a mi favor".

Los Angelinos presentaron el lunes a Eppler como el duodécimo gerente general en su historia, un día después de que concluyó una temporada en que el club de alto presupuesto quedó fuera de los playoffs por quinta ocasión en seis años. Moreno, de ascendencia mexicana, confirmó también que Scioscia, el manager que más tiempo lleva en su puesto, volverá para su 17ma temporada.

De inmediato, Eppler afirmó que está ansioso por trabajar con Scioscia, cuyas diferencias con el gerente general Jerry Dipoto incidieron en la decisión de este último, quien renunció a la organización a media temporada.

Hace cuatro años, cuando figuró entre los candidatos al puesto que consiguió Dipoto, Eppler tuvo la oportunidad de conocer a Scioscia. Ahora, se muestra dispuesto a colaborar cercanamente con el manager en busca de una victoria en postemporada, algo que los Angelinos no consiguen desde 2009.

"Unirme a una organización tan comprometida con ganar es un verdadero honor", dijo Eppler. "Me siento humilde ante el hecho de que usted tenga confianza en mí, y haré que se sienta orgulloso de esta decisión".

Scioscia asistió también a la conferencia de prensa en la que se presentó a Eppler.

"En realidad, todo se reduce a la comunicación, y no creo que vaya a haber problema alguno", comentó Scioscia. "Creo, luego de sostener un par de conversaciones con Billy, que esto no representará un problema".

Eppler, de 40 años, hizo referencias insistentes al hecho de que creció con los Yanquis, donde el ex pitcher de la Universidad de Connecticut ascendió de cazatalentos a un asistente muy apreciado por el gerente general Brian Cashman. Sin embargo, Eppler nació y se crio en el sur de California.

Originario de San Diego, estaba ansioso de volver a la zona, con la oportunidad de liderar la administración de un equipo.

Conoce ya a Mike Trout, Albert Pujols y las otras piezas de lujo en un rompecabezas que no se ha podido armar adecuadamente.

"Hay muchos peloteros con el calibre para ganar un campeonato", dijo Eppler. "En general me complace el núcleo que tenemos. Tenemos caballos pura sangre que pueden tirar del carro".