Filis apostaron a su futuro en 2015

Filis apostaron a su futuro en 2015

FILADELFIA - Si los Filis logran resucitar a sí mismos en los próximos dos años, 2015 será recordado como el ciclo de transición.

Andy MacPhail se unió a la organización como el próximo presidente del equipo, en sustitución de Pat Gillick. John Middleton se afirma a sí mismo como miembro vocal del grupo mayoritario del equipo, que había permanecido en silencio durante tanto tiempo como muchos fanáticos de los Filis pueden recordar.

El gerente general Rubén Amaro Jr. fue despedido. El piloto Ryne Sandberg renunció. Cole Hamels, Chase Utley, Jonathan Papelbon, Ben Revere y Jake Diekman fueron cedidos en un intercambio por un total combinado de 10 prospectos. La consistencia de Cliff Lee llegó a su fin, puesto que pasó la temporada lesionado en su casa en Arkansas.

Por supuesto, la mayoría de estas cosas no habrían ocurrido si los Filis hubiesen jugado bien. Pero no lo hicieron. Terminaron la temporada con el peor récord en el beisbol.

Pero hay razones para la esperanza. Maikel Franco, Aaron Nola, Odubel Herrera, Jerad Eickhoff, Aaron Altherr y otros mostraron potencial en sus temporadas de novatos. Los Filis tienen el sistema de fincas No. 7 en el beisbol, según MLBPipeline.com. Tienen cinco perspectivas que figuran entre las 100 mejores en el beisbol: el paracorto JP Crawford (quinto), el lanzador derecho Jake Thompson (53), el jardinero Nick Williams (57), el receptor Jorge Alfaro (61) y el jardinero Cornelio Randolph (87).

Si las perspectivas de esos y otros continúan desarrollando, con el tiempo, los Filis podrían tener un núcleo similar a con el que contaron antes de que ganaran una Serie Mundial, dos banderines de la Liga Nacional y cinco campeonatos del Este de la Liga Nacional de 2007 al 2011.

Podría suceder, pero tomará tiempo y nada está garantizado.

Pero, al menos, los Filis están viendo hacia adelante, en lugar de adherirse fuertemente a los recuerdos de la temporada en la que celebraron por todo lo alto la Serie Mundial de 2008.

Récord: 63-99, quinto lugar en el Este de la Liga Nacional.

Momento decisivo: Es difícil elegir uno momento decisivo de la temporada de los Filis, pero hay un tema definitorio: Cambios en la parte superior. MacPhail y Pete Mackanin están adentro. Gillick, Amaro y Sandberg están fuera. MacPhail dijo que podía contratar al sustituto de Amaro antes de que finalice el mes, pero que aún está por verse. En cualquier caso, esta temporada ha representado los mayores cambios en la estructura de liderazgo de los Filis en mucho tiempo.

Lo que salio bien: En resumidas cuentas, Amaro hizo un muy buen trabajo antes y después del 31 de julio, fecha límite de cambios. Sus esfuerzos desde el pasado diciembre, cuando él negoció a Jimmy Rollins, Marlon Byrd y Antonio Bastardo, catapultó el sistema de granja de uno de los peores en el beisbol a uno de los mejores. A nivel de Grandes Ligas, los Filis mostraron que tienen algunas piezas que podrían contribuir en el futuro: Nola, Eickhoff, Franco, Herrera, Altherr, Ken Giles, César Hernández y Freddy Galvis, entre otros. Eso no quiere decir que cada uno de esos jugadores serán parte del futuro, pero que por lo menos tiene opciones.

Lo que salió mal: Lee se lesionó en los entrenamientos de primavera, poniendo fin a cualquier posibilidad que los Filis tuvieran que cambiarlo. Aaron Harang tropezó después de lanzar increíblemente bien los dos primeros meses de la temporada. Chad Billingsley nunca llegó sano. Ryan Howard tuvo complicaciones contra los zurdos. Carlos Ruiz desapareció detrás del plato. Cody Asche dio un paso atrás en la ofensiva y no asimiló bien la transición de la tercera base al jardín izquierdo. Los problemas de Domonic Brown continuaron. Los Filis sabían que iban a tener dificultades a la ofensiva, pero no esperaban que su pitcheo se derrumbara tanto como sucedió.

Mayor sorpresa: Herrera, seleccionado de los Filis en la Regla 5 se convirtió en uno de los mejores bateadores del equipo. Es fácil imaginar a Herrera en el club dentro de unos años, incluso si algunos de los mejores prospectos del outfield de la organización terminan calientes y produciendo en las Grandes Ligas. El muchacho puede batear y es considerado uno de esos toleteros difíciles de encontrar en estos días.

Bateador del Año: Franco tuvo este honor encerrado hasta que se rompió la muñeca izquierda en agosto. Se proyecta como un bateador del medio del lineup en el futuro previsible, que debe dar a los Filis un poco de consuelo. Howard lideró al equipo en la mayoría de las categorías ofensivas, pero Mackanin lo sentó frente a los zurdos la segunda mitad de la temporada. Herrera podría ser el mejor bateador puro en el equipo, pero si los Filis quieren a alguien en el home para conseguir un hit con el juego en la línea, probablemente echarán mano de Franco en este punto. Cuando está sano, puede ser peligroso.

Pitcher del Año: Hamels fue el mejor lanzador del equipo esta temporada, pero fue cambiado en julio. Eso convierte a Giles para llevarse ese honor. Dominó como preparador a Papelbon e hizo la transición a acercarse más tranquila. Los Filis necesitan desesperadamente la ayuda en pitcheo, pero deben sentirse muy bien contando a Giles ser su cerrador.

Novato del Año: Si Franco se hubiese mantenido saludable el honor de Novato del Año recaería en él. En cualquier otra circunstancia, Herrera probablemente tendría un puñado de votos, teniendo en cuenta los números acumulados. Se lo merece por el lado de los Filis.