Los Padres buscan nuevo manager tras otro fiasco

Los Padres buscan nuevo manager tras otro fiasco

SAN DIEGO -- Tras admitir que los Padres de San Diego "carecieron de la fórmula correcta" para ganar en esta temporada, el gerente general A.J. Peller informó que ha emprendido la búsqueda de un manager que lleve al club hacia una situación más alentadora.

Preller destituyó el domingo al manager interino Pat Murphy después de que los Padres finalizaron con una foja de 74-88, en el cuarto puesto del Oeste de la Liga Nacional y a 18 juegos de los Dodgers de Los ??ngeles, campeones divisionales.

Los Padres fueron un fiasco. Incorporaron en sus filas a astros como Matt Kemp, Justin Upton y James Shields, y elevaron la nómina encima de la marca de los 100 millones de dólares por vez primera, pero tuvieron su peor desempeño en cuatro años.

San Diego hilvana cinco campañas seguidas con foja perdedora y se ha ausentado de los playoffs durante nueve años en fila.

Las transacciones cuantiosas firmadas por Preller antes de la temporada no dieron frutos. Despidió al manager Bud Black el 15 de junio, cuando el equipo tenía una foja de 32-33. Al día siguiente, ascendió a Murphy, quien era piloto de la sucursal de la Triple A en El Paso.

Los Padres tuvieron un récord de 42-54 bajo las órdenes de Murphy, quien carecía de experiencia en las mayores.

Preller negó el lunes que haya sido esa foja o algún otro detalle específico lo que llevó a la destitución de Murphy.

"Más bien estamos buscando en general a alguien de quien consideremos que puede adaptarse mejor a esto en adelante", indicó. "Eso es lo que vamos a encontrar".

Cuando se le preguntó qué cualidades buscaba en un nuevo manager, Preller dio una respuesta amplia.

"Lo más importante que buscamos es alguien que tenga presencia, energía, que lleve a que nuestros jugadores tengan un desempeño a su máximo nivel, que sea respetado por los jugadores y que quieran jugar para él. Alguien en cuyo derredor se pueda unir toda la organización y que fomente una cultura distinta acá", dijo.

Sobre si los peloteros no respetaban a Murphy ni jugaron a su mejor nivel con él, Preller sugirió que nadie en el departamento de operaciones deportivas consiguió que el equipo cumpliera con las expectativas.

"Yo sí creo que hay talento en este equipo... Es difícil decir que los chicos fracasaron o algo así. Sólo pienso en general que esto no funcionó", dijo. "No cuajó, no se consolidó. No tuvimos a chicos que jugaran tan bien como quizás lo habían hecho en otros lados... Sencillamente nunca conseguimos que este grupo jugara al nivel que esperábamos en todo el año".

Los Padres tuvieron su mejor foja el 21 de abril, con 10-5.