CC Sabathia se ausenta de Yankees por tratamiento de alcoholismo

CC Sabathia se ausenta de Yankees por tratamiento de alcoholismo

NUEVA YORK -- CC Sabathia ingresará de inmediato a un centro de tratamiento de la adicción al alcohol y se perderá la postemporada, un inesperado revés para el pitcheo de los Yankees de Nueva York en la víspera de su primer juego de playoffs.

El anuncio de Sabathia sacudió a los Yankees cuando se preparan para recibir a los Astros de Houston en el juego de comodines de la Liga Americana.

Nueva York difundió el lunes un comunicado del lanzador zurdo de 35 años, en el que indicó que necesita recibir "cuidado profesional y la asistencia necesaria para el tratamiento de mi enfermedad".

"Amo el béisbol y quiero a mis compañeros como hermanos, y estoy plenamente consciente que les dejo en un momento en el que todos nos juntamos para hacer un último esfuerzo para ganar la Serie Mundial", dijo Sabathia, según el texto. "Me duele mucho hacer esto ahora, pero tengo la obligación de curarme, por mí y por mi familia. Quiero controlar mi enfermedad, quiero ser un mejor hombre, padre y jugador".

Sabathia informó al manager Joe Girardi de su determinación el domingo en Baltimore, donde el equipo culminó la temporada regular.

"Lo primero que dijo fue: 'necesito ayuda'", dijo Girardi. "Quedé aturdido".

"Ha demostrado mucho coraje al afrontar la situación, ya que sabe que su familia e hijos están primero", añadió el piloto.

Mermado tras operarse la rodilla derecha, el ganador del premio Cy Young de la Liga Americana en 2007 tuvo marca de 6-10 y 4.37 de efectividad este año.

Luego de que se le colocó en la lista de lesionados y empezó a usar una rodillera, el corpulento pitcher registró una foja de 2-1 y una efectividad de 2.17 en cinco aperturas. Se anotó la victoria en el partido contra Boston la semana pasada que aseguró la clasificación de los Yankees a la postemporada tras dos años de ausencia.

A mediados de agosto, el portal de noticias de entretenimiento TMZ difundió un video en el que Sabathia se puso a discutir con un grupo de individuos a las afueras de un club nocturno en Toronto.

Entonces, Sabathia dijo que había perdido los estribos y que debió haberse comportado mejor.

"Fue una mala decisión. A veces este cosas suceden", indicó en su momento.

Tanto Girardi como el gerente general Brian Cashman declinaron mencionar si algún incidente previo les había llamado la atención sobre Sabathia.

"Sin importar lo difícil que es comunicar públicamente esta decisión, no quiero rehuir y esconderme", dijo Sabathia. "Ser adulto implica ser responsable de mis actos. El ser un pelotero implica que otros te tienen como ejemplo. Quiero que mis hijos --y otra gente que quizás han sido mis fanáticos en los últimos años-- sepan que soy un hombre que puede pedir ayuda".

Su baja constituye otro golpe para la rotación abridora de los Yankees, que en el último mes de la campaña regular quedó en evidencia debido a que el as japonés Masahiro Tanaka sufrió una lesión en la corva y a que los dominicanos Michael Pineda e Iván Nova dieron malas actuaciones. Además Nathan Eovaldi no lanza desde el 5 de septiembre debido a una inflamación del hombro derecho.

Cashman destacó que Sabathia fue "valiente" por salir a enfrentar su adicción al alcohol el día antes de iniciar los playoffs.

"Pudo haber esgrimido muchas cosas distintas para esconder aquello con lo que está lidiando ahora mismo", dijo Cashman. "El problema es CC es un asunto que atañe a su vida y es más trascendental que el juego de mañana por la noche".

En caso que los Yankees sigan en carrera para enfrentar a Kansas City en la serie divisional, el novato dominicano Luis Severino, Pineda, Nova y Tanaka se perfilan como abridores. Sabathia hubiera sido uno de los abridores.

"CC siempre se presentó a batallar por nosotros y mañana nos tocará hacerlo por él", señaló el bateador designado Alex Rodríguez.

Como agente libre, Sabathia firmó con los Yankees por 161 millones de dólares y siete años antes de la temporada de 2009, y ganó la Serie Mundial ese mismo año. Pactó un nuevo acuerdo tras la campaña de 2011, garantizándose un salario de 25 millones para 2016.

El acuerdo incluye una opción del club que será garantizada para 2017 si no sufre una lesión en el hombro izquierdo.

"Confío estar de vuelta en el terreno con mi equipo la próxima temporada en el deporte que tanta felicidad me da", dijo Sabathia en su texto.