Indios se van al descanso en una buena nota

El club quedó corto de las expectativas, pero se centra en lo positivo de la segunda mitad

Indios se van al descanso en una buena nota

CLEVELAND - La realidad comenzó a sentirse ya que jugadores en el clubhouse de los Indios hicieron las maletas, se despidieron con saludos, abrazos y se dirigieron hacia la puerta. El campocorto novato Francisco Lindor, que viene de su primera experiencia en las Grandes Ligas y el estrellato, no estaba preparado para el final.

"Me duele que no estemos en los playoffs", dijo Lindor después de la victoria 3-1 de Cleveland sobre los Medias Rojas el domingo en el final de temporada. "Me encantaría decir, Hey, estoy jugando en dos días," en lugar de decir, Hey, me voy a casa y voy a sentado en mi sofá, relajándome con mi perro y viendo a otros equipos jugar. Me encantaría jugar en dos días ".

Así como los fans han dicho después de tantos veranos en Cleveland: Ya verán el próximo año.

Este año va a decir que los Indios terminaron con un récord ganador, yendo 81-80 después de estar 10 juegos por debajo de .500 en agosto 7. Por otra parte, la mayoría de las temporadas de 81 victorias no están clasificados como tales. Cleveland tuvo un respiro en términos de porcentaje de victorias en el hecho de que sólo jugó 161 juegos, debido a una suspensión por lluvia ante Detroit que nunca fue repuesto.

Ese juego no fue jugado debido a que no tuvo impacto en la postemporada, que no incluye a los Indios por segundo otoño consecutivo. La Tribu fue al Juego de Comodín de la Liga Americana en 2013, pero el club ha sido eliminado de la fase de octubre a finales de cada una de las dos últimas temporadas.

Ese recuerdo del último playoffs aún está fresco para los jugadores.

"Me siento como que fue el año pasado", dijo Danny Salazar, que comenzó en ese juego de comodines hace dos años y que consiguió la victoria sobre Boston el domingo. "Este año se fue muy rápido. Queremos mantenernos jugando aquí. Después de hoy, después del partido, voy a preguntar, ¿Qué voy a hacer ahora? ¿Descansar? Y luego ¿aburrirme después de una semana? ¿Quieres volver a jugar?. Esta temporada se fue rápido ".

Cleveland se prepara para la próxima temporada, gran parte de la atención se centrará en los avances logrados en la segunda mitad de esta.

Lindor y el novato tercera base Giovanny Urshela ayudaron a iniciar el cambio que apuntaló la defensa después de sus promociones en junio. Una serie de operaciones en julio y agosto reformó la alineación, inició un movimiento juvenil y pusó la responsabilidad en tipos como Jason Kipnis, Michael Brantley, Corey Kluber y Yan Gomes que se intensificaron como líderes.

De esa manera, se avanzó en la recta final.

"Estamos muy cerca", dijo Kipnis. "Vamos a tener que seguir mejorando, y vamos a tener que seguir creciendo. Creo que la oficina lo sabe. No estamos muy lejos. Definitivamente tenemos una buena base. Definitivamente tenemos buenos jugadores, y ahora estamos a una pieza, un bate, un lanzador, creo que va a ser importante para nosotros salir y conseguir esa pieza que nos hace falta".

No hay manera de evitarlo, los Indios no alcanzaron las expectativas de este año.

El equipo se dirige a otro largo invierno, sin embargo, el manager de los Indios, Terry Francona quiere sacar lo positivo de lo que ocurrió en los últimos dos meses.

"Ellos lucharon tan duro para hacer que nuestra temporada fuera positiva", dijo Francona, "porque realmente estábamos pasando un momento difícil y eso requiere de mucha voluntad y una gran cantidad de cuidado y mucha lucha. Y, si, no hicimos lo suficientemente bien, pero de donde estábamos [en junio], hicimos algunas cosas buenas, y la esperanza es construir de eso. ... pienso que algo del entusiasmo de los chicos más jóvenes se apagó.

"Creo que nos vimos obligados por un tiempo - porque estábamos haciendo girar nuestras ruedas - todos estábamos forzados a cavar profundo y tratar de averiguar cómo íbamos a hacer mejor las cosas y creo que en todo caso, probablemente ha traído a muchos de nosotros más cerca, al igual que [al gerente general Chris Antonetti] y sus chicos, los entrenadores y los jugadores. nosotros sobrevivimos, y creo que vamos a ser mejores para el próximo año".