José Quintana sigue firme en la rotación de los Medias Blancas

José Quintana sigue firme en la rotación de los Medias Blancas

NUEVA YORK -- En los últimos tres años, el abridor colombiano José Quintana ha demostrado ser pieza clave en la rotación de los Medias Blancas, pero como la mayoría de sus compañeros en el grupo de abridores, el gran desempeño que ha tenido no ha podido reflejarse en su récord.

Esta temporada, el zurdo lleva foja de 9-10 con promedio de carreras limpias de 3.38 en 197.1 entradas lanzadas (31 aperturas). En sus últimas tres presentaciones, ha concedido apenas tres carreras merecidas, pero por la falta de respaldo de su ofensiva solamente se ha apuntado una victoria en ese trecho.

Tal fue el caso la campaña pasada, pero para el 2015 parecía que todo iba cambiar con la llegada del dominicano Melky Cabrera y Adam LaRoche para complementar el gran bate del cubano José Abreu.

Pero dichos refuerzos en la ofensiva de los Patipálidos no resultaron en más victorias, y ahora Quintana dice estar enfocado en terminar el año con buena nota.

"En mis últimas salidas he sido consistente y eso es lo que trato de seguir con cada salida", le dijo Quintana a LasMayores.com. "Esperamos terminar fuertes; gracias a Dios he tenido un año bastante saludable y ahora quiero tratar de terminar de la mejor manera".

Al evaluar la temporada, Quintana está consciente de lo que debe ocurrir para que Chicago pueda convertirse en un conjunto contendiente.

"Sé que ha sido un año difícil", dijo Quintana. "En torno al equipo, fue un año en el que comenzamos bastante lento y creo que eso es parte del juego. Ahora trataremos de que la próxima temporada el comienzo sea mucho mejor. En lo personal, he tratado de ser aún más consistente y sigo aprendiendo".

Por su parte, el dirigente Robin Ventura no dudó en señalar lo importante que es Quintana en su grupo de lanzadores.

"Todos sabemos de todas las presentaciones en que ha salido sin decisión y cosas por el estilo", señaló Ventura. "Pero nadie es tan consistente como él. No sólo en las estadísticas y en la manera en que tira, sino también en su temperamento, cómo se prepara, cómo hace las cosas".

"Es el mismo todos los días, listo para salir a la carga. Siempre confías en un muchacho así cuando se sube a la lomita".