Stephen Vogt se reincorpora a los Atléticos tras sufrir pelotazo

Stephen Vogt se reincorpora a los Atléticos tras sufrir pelotazo

OAKLAND, California -- El receptor Stephen Vogt ha sido golpeado por muchos batazos de foul en su carrera. Pero este impacto fue el peor.

"Me han dado bastantes golpes en el protector (genital). Esta vez, la pelota me dio de lleno, a 93" millas por hora, comentó Vogt. "Jamás me habían dado un golpe directo con semejante velocidad".

Vogt se reincorporó el miércoles a los Atléticos de Oakland, tras descansar dos días en su casa. El escalofriante golpe lo obligó a abandonar el último juego de la serie contra los Marineros de Seattle, disputado el domingo.

El cátcher se sometió a dos análisis de ultrasonido, los cuales descartaron la necesidad de realizar una cirugía. Sin embargo, sufre todavía de inflamación y se desconoce si podrá jugar en lo que resta de la temporada.

Los médicos examinaron a Vogt el miércoles de cara al encuentro que marcará el final de la serie contra los Astros de Houston. Viajará con el equipo durante la próxima gira, en la que espera batear y reanudar algunas actividades deportivas.

"Es muy bueno verlo de regreso acá", expresó el cátcher sustituto Josh Phegley. "Ninguno de nosotros esperaba que él volviera acá tan pronto. Esa situación nos asustó. Se ha comportado como un soldado. Uno sabe que él quiere volver, pero debe cuidar su salud".

Phegley dijo que sus compañeros quieren que Vogt se tome su tiempo para sanar por completo.

"Por ahora, la idea de volver me parece desagradable", reconoció Vogt, quien consideró desafortunada la lesión.

Phegley dijo que él mismo ha sufrido muchos golpes en los genitales.

"Pero éste es por mucho el peor que yo he visto. Uno puede adivinar el dolor que sufrió", añadió. "Todos temimos lo peor, pero parece que todo resultó bien y que él se recuperará plenamente".

Vogt batea para .271, con 18 jonrones y 67 impulsadas en 125 juegos de esta campaña.

El cátcher de 30 años bateó para .279 con nueve jonrones y 35 impulsadas en 84 juegos la campaña anterior. Pero no volvió a la receptoría sino hasta el 7 de julio de este año, por una lesión del pie derecho, que requirió cirugía.