Oscar Hernández valora las orientaciones de Yadier Molina

Oscar Hernández valora las orientaciones de Yadier Molina

CHICAGO - Criándose en Venezuela, el receptor de los Diamondbacks, Oscar Hernández, tenía al boricua Yadier Molina como ídolo.

Entonces, cuando el máximo ejecutivo de béisbol de los Diamondbacks, Tony La Russa-quien digirió a Molina en los Cardenales-ofreció poner a Hernández en contacto con Molina, el venezolano dijo que sí de manera contundente.

"Yadier Molina es mi héroe", dijo Hernández. "Tony quería que yo hablara con él. Entonces, empezamos a hablar durante los entrenamientos".

Hernández conoció en persona a Molina por fin la semana pasada, cuando los Cardenales estuvieron en Phoenix para una serie contra los Diamondbacks. Y la reunión tampoco fue breve. Molina y el coach de tercera de San Luis, el también puertorriqueño José Oquendo, trabajaron con Hernández en su técnica detrás del plato.

"(Molina) me dijo, 'Te ves bien de las manos. Me gustaría darte algunos consejos para mejorar'", contó Hernández. "Y le dije que sí. Cualquier consejo que él me pueda dar va a ser bueno. Hablamos sobre recibir la bola y cómo la bloqueo.

"Oquendo me invitó a la Florida para el invierno, así que tal vez pueda entrenar con Yadier Molina. Eso sería como un sueño. Vamos a ver si lo puedo hacer".

Hernández, de 22 años, tendrá que esperar un poco para hacer eso, ya que va a participar en la Liga Otoñal de Arizona que se juega entre octubre y noviembre.

Los Diamondbacks quieren que Hernández trabaje en la Liga Otoñal, ya que el venezolano ha jugado poco este año. Elegido de los Rays en el Draft de la Regla 5 en diciembre pasado, el receptor se fracturó un hueso de la mano izquierda y se perdió la mayor parte de la primera mitad del 2015.

Las selecciones de la Regla 5 tienen que permanecer en el roster del equipo grande durante toda la temporada siguiente de haber sido elegidas. En el caso contrario, tienen que ser ofrecidas de vuelta a su equipo anterior. Con eso en mente, Arizona ha mantenido a Hernández como su tercer cátcher en el roster.

Hernández se pasó el 2014 en Clase-A. Su defensa está cerca de estar a nivel de Grandes Ligas, pero en la parte ofensiva le falta bastante todavía.

"Estar cerca (del cátcher dominicano) Welington Castillo y (el coach) Glenn Sherlock todos los días ha sido muy bueno para él, pero nada es mejor que jugar", dijo acerca de Hernández el manager de los Diamondbacks, Chip Hale. "Por eso es tan difícil esta situación de la Regla 5, sobre todo tomando en cuenta su posición. Es que no hemos tenido suficientes innings para que él juegue".

Hernández ha visitado el plato apenas 30 veces en esta campaña y lo más probable es que inicie el 2016 en liga menor. Pero el joven no quiere calificar este año como perdido, en términos de desarrollo.

"Sé que no estoy jugando todos los días, pero honestamente, no tienes idea de lo mucho que he aprendido a nivel de Grandes Ligas", afirmó Hernández. "Creo que va a ser algo muy bueno para mí. No sé dónde voy a empezar (el próximo año), pero tengo una buena idea de cómo hacer las cosas mejor desde que estoy aquí".