Cueto y Vólquez contentos de estar reunidos en K.C.

Cueto y Vólquez contentos de estar reunidos en K.C.

KANSAS CITY - Cuando los Reales adquirieron al dominicano Johnny Cueto de los Rojos en un cambio el 26 de julio, no sólo consiguieron al as que tanta falta hacía en el equipo, sino también reunieron al derecho en Kansas City con su compatriota y compañero de varios años con Cincinnati, Edinson Vólquez.

Ahora, los amigos del montículo se encuentran juntos de nuevo, en un equipo puntero y con la oportunidad de llegar lejos en octubre.

"Me siento bien, porque bastantes años duré en Cincinnati con él y ahora lo tengo nuevamente aquí", dijo Cueto, quien lleva marca de 2-2 y efectividad de 3.00 en cinco aperturas por los Reales hasta ahora. "No sabía que nos íbamos a volver a ver, pero esto es como una tómbola que uno no sabe dónde va a caer. Pero gracias a Dios tengo la oportunidad y estoy aquí ayudándolo y él ayudándome. Estamos compartiendo como hermanos".

Tanto Cueto como Vólquez se hicieron un nombre como abridores de Grandes Ligas en el 2008 con los Rojos, bajo la tutela del manager Dusty Baker. Vivieron juntos durante par de años en Cincinnati, donde fueron compañeros hasta que Vólquez fue canjeado a San Diego en diciembre del 2011.

Desde ese entonces, Cueto se convirtió en uno de los mejores lanzadores en Liga Nacional hasta su paso a los Reales. De su parte, Vólquez tocó fondo en el 2013 con los Padres, antes de hacerle ajustes a su mecánica y lograr un renacer en su carrera con los Piratas en el 2014.

"Johnny ha sido como mi hermano en los últimos años", expresó Vólquez, quien encabeza la rotación de los Reales en victorias con 11, innings lanzados con 158.2 y ponches con 119. "Cuando me cambiaron de Cincinnati para San Diego, nos mantuvimos en contacto y hablábamos sobre cómo pitcharle a los bateadores. Ahora tenemos el chance de estar juntos otra vez en Kansas City. La gerencia del equipo hizo un buen trabajo trayendo a Johnny".

En Kansas City, Cueto se perfila como una especie de jugador "rentado" durante par de meses, ya que se convertirá en agente libre después del 2015 y el consenso es que los Reales no estarán en disposición de ofrecerle la clase de contrato que exige su condición de abridor élite. Por otro lado, Vólquez estará bajo contrato por lo menos una temporada más luego de firmar un contrato de dos años y US$20 millones con Kansas City, pacto que incluye una opción mutua para el 2017.

Aunque saben que la reunión en Kansas City podría ser corta, Cueto y Vólquez quieren disfrutarla y aprovecharla para tratar de ganar un título de Serie Mundial.

CON UN ANILLO EN LA MIRA
Durante su tiempo juntos en Cincinnati, Cueto y Vólquez participaron en la postemporada del 2010. Pero los Rojos fueron barridos por los Filis en la primera ronda. Dos años después, Cueto se lastimó en el Juego 1 de la Serie Divisional contra los Gigantes y no volvió a lanzar vs. San Francisco, que eliminaría a Cincinnati. El diestro perdió el Juego del Comodín de la Nacional en el 2013 ante los Piratas, mientras que en el 2014 Vólquez fue el derrotado por los Gigantes en el partido del Wild Card, precisamente vistiendo el uniforme de Pittsburgh.

Ahora en Kansas City, Vólquez opina que el 2015 podría representar la mejor oportunidad para que los dos se coronen campeones.

"Ya ellos estuvieron en la Serie Mundial el año pasado y tienen más experiencia", dijo Vólquez al referirse a los Reales, campeones reinantes de la Liga Americana. "Eso le favorece un poco más al equipo.

"Ese es el sueño de cada jugador cuando firma para ser pelotero profesional: Llegar a Grandes Ligas primeramente y ganar una Serie Mundial. He estado bastante cerca ya, pero vamos a ver qué pasa este año".