D-backs continúan su ascenso en el Oeste de la Liga Nacional

D-backs continúan su ascenso en el Oeste de la Liga Nacional

CINCINNATI -- Ha sido un camino largo por escalar, pero luego de 108 partidos los D-backs están nuevamente jugando sobre .500.

Con una victoria por 4-0 sobre los Rojos para completar la barrida de cuatro partidos el fin de semana en Cincinnati, Arizona está de regreso sobre los .500 en ganados y perdidos -- con récord de 62-61 -- por primera vez desde el 22 de abril cuando registraron 8-7.

En los últimos 28 partidos los D-backs llevan marca de 18-10, así entrando en la apretada lucha por el título del Oeste de la Liga Nacional. Con la barrida sobre los Rojos combinado con la derrota de los Dodgers el domingo contra los Astros, Arizona ahora se encuentra a cinco juegos de los líderes de la división. Desde el 8 de julio los D-backs no habían logrado estar a menos de seis partidos de diferencia de los líderes divisionales.

Lo más importante para los D-backs ahora mismo quizá es que en lo que resta de temporada tienen siete partidos contra los Dodgers (tres en casa y cuatro en Los Ángeles) y seis frente a los Gigantes (tres en el Chase Field y tres en San Francisco).

"Quieres estar ahí, quieres jugar para algo", expresó el manager de los D-backs, Chip Hale. "Obviamente, estos muchachos siempre juegan por su orgullo. Se esfuerzan al máximo independientemente de los resultados, pero cuando ves que tienes una oportunidad, que estarás enfrentándote a equipos con los que puedes batallar para obtener un cupo en la postemporada, así sea por la división o el comodín, ellos lo sienten. Tuvimos un par de giras largas y difíciles contra muy buenos equipos y creo que salimos de ellas en una buena posición".

El receptor dominicano Welington Castillo dijo que no está enfocado en la tabla de posiciones ahora mismo, pero ha escuchado elogios de lo bien que están jugando ahora mismo los D-backs. El quisqueyano dijo que el cátcher cubano de los Rojos, Brayan Peña, le habló sobre el estilo de juego de Arizona y cómo juegan con mucho esfuerzo.

"Peña, el cátcher, me dijo 'tu equipo juega bien fuerte. Me gusta, tienes muchos muchachos, todos corren y juegan bien duro'", manifestó Castillo. "Es bueno escuchar esas cosas de otros jugadores".