Kike Hernández pone argumentos para más juego en los Dodgers

Kike Hernández pone argumentos para más juego en los Dodgers

LOS ANGELES - Desde el punto de vista de un manager de Grandes Ligas, los jugadores versátiles y multidimensionales como Enrique "Kike" Hernández valen oro.

De su parte, el utility boricua de los Dodgers reconoce que se le valora como un pelotero capaz de jugar cualquier posición, pero a la vez no oculta que aspira a un puesto titular.

"No me agrada", dijo Hernández al preguntársele sobre su imagen de "súper utility." "Tengo apenas 23 años y considero que tengo una larga carrera por delante. Me creo capaz de jugar a diario. Pero ser utility es lo que me ha traído a Grandes Ligas".

Los Ángeles es el tercer club de Hernández. Los Astros lo seleccionaron y lo firmaron en el 2009. Hernández hizo su debut de Grandes Ligas por Houston el año pasado y bateaba .284 en 24 compromisos cuando fue traspasado a los Marlins. Miami lo envió a Los Ángeles en diciembre como parte de un mega-canje de siete jugadores.

Hernández ha encontrado un hogar en el Sur de California, donde se ha establecido como todo una potencia en la lucha por la postemporada.

El oriundo de San Juan ha visto acción en 61 de los 119 partidos de los Dodgers esta temporada y lleva promedio de .303 con seis jonrones, 18 remolcadas y 22 anotadas en 155 turnos al bate. A la vez batea .333 con corredores en posición de anotar.

Hernández jugó varias posiciones antes de ser asignado a la segunda base ante la lesión de Howie Kendrick, quien se encuentra fuera de acción por un tirón en la corva izquierda.

Ahora, el puertorriqueño está aprovechando al máximo su primera oportunidad para demostrar que es digno de un rol titular.

Hernández, quien en su niñez jugaba como campocorto, considera que la segunda base es donde más se destaca ahora mismo. Kendrick estará elegible para convertirse en agente libre cuando concluya la temporada y Hernández está poniendo argumentos para adueñarse de su puesto si queda vacante.

Los Dodgers consideran al venezolano José Pereza, a quien adquirieron desde Atlanta, como otra opción para la intermedia.

"Me agregaron porque me consideraban un buen pelotero", dijo Hernández. "Tener turnos al bate con regularidad me ha hecho más fácil producir.

"Si me quieren seguir dando tiempo de juego cuando vuelva Howie, muy bien. Pero llevo haciendo esto por dos semanas; Howie lo ha hecho durante mucho tiempo. Obviamente, cuando Howie regrese, va a jugar a diario".

De su parte, el manager de los Dodgers, Don Mattingly, aprecia el valor de Hernández.

"Se habla de las diversas cosas que [Hernández] puede ser y automáticamente se le asigna el rol de utility", dijo el capataz. "Quizás eso sea algo injusto. Los muchachos que desempeñan ese tipo de papeles jugaban a diario en ligas menores. Ahora mismo, Kike luce como un muchacho capaz de jugar todos los días".

Hernández ha sido titular en la intermedia 13 veces este año y en el campocorto en 11 ocasiones. También ha sido titular en cada uno de los jardines.

El padre de Hernández, quien fue su coach cuando era niño en Puerto Rico, le enseñó a jugar varias posiciones mucho antes de que Kike estuviera consciente del valor de dicha versatilidad.

"Estaba jugando como campocorto y de pronto me movía al jardín central si venía un buen bateador al plato", recordó Hernández. "Le gustaba cambiarme de lugar. Me acostumbré a jugar diferentes posiciones".