Danny Salazar madura como lanzador en los Indios

Danny Salazar madura como lanzador en los Indios

BOSTON - Danny Salazar se está preocupando por lo que viene. Si el abridor dominicano de los Indios comete un error en el montículo, trata de borrarlo de su mente y seguir adelante.

Para el derecho, hallar el enfoque después de un contratiempo no siempre ha sido fácil. Pero el progreso de Salazar quedó evidente el lunes en una victoria de Cleveland en Boston.

Luego de permitirle un jonrón al primer bateador de los Medias Rojas en el tercer inning, Travis Shaw, Salazar mantuvo la calma y ponchó a los siguientes dos bateadores. De hecho, después del batazo de Shaw, el quisqueyano concedió un solo hit entre los siguientes 12 bateadores. Al final, tiró 7.0 sólidas entradas para adjudicarse la victoria.

"La clave es mantener la cabeza en alto", dijo Salazar. "Y atacar".

El dominicano cree que dio el giro hacia el éxito el mes pasado en Pittsburgh.

Durante una salida el 5 de julio contra los Piratas, Salazar permitió cinco carreras y salió del partido antes de completar 5.0 innings. Lo que molestó más al pitcher fue la manera en que reaccionó después de que Pittsburgh le conectara hits a una serie de buenos pitcheos. En vez de enfocarse en el hecho de que hiciera buenos lanzamientos y que los bateadores simplemente fueran mejores en ese momento, Salazar perdió la concentración.

Dicha apertura sirvió de llamada de atención para el joven.

"A veces haces buenos pitcheos", dijo Salazar. "De verdad lo hice. Hice buenos pitcheos y ellos dieron par de hits. Y luego, cuando pasa eso, a veces te deprimes un poco. Bajas la guardia.

"Como pitcher, nunca puedes hacer eso. Tienes que seguir enfocado y estar listo para el próximo pitcheo".

Desde aquella salida, Salazar se ha mantenido enfocado y afinado.

"Creo que ese juego vs. Pittsburgh lo molestó un poco", dijo el manager de los Indios, Terry Francona. "Desde día, se ha visto mucho más firme".

En sus últimas siete aperturas, Salazar lleva efectividad de 1.45 y ha limitado a la oposición a promedio de .147. En ese trecho ha tirado 49.2 innings, en los que ha ponchado a 48 bateadores y ha otorgado 16 bases por bolas.

Contra los Medias Rojas, que habían anotado 45 carreras en sus tres partidos anteriores, Salazar permitió apenas cuatro hits y una sola vuelta. Ponchó a cinco y dio una sola transferencia.

La relativamente baja cantidad de ponches ha sido una tendencia reciente para Salazar, quien promedia 10.1 por cada 9.0 entradas (el tercer mayor total entre los abridores de la Liga Americana). En sus últimas siete aperturas, Salazar ha bajado a 8.7 por cada 9.0 episodios, pero eso no le molesta. El quisqueyano está permitiendo menos hits, provocando un contacto más ligero y durando más en sus salidas.

"Los ponches están bajando pero los innings están subiendo", dijo Salazar. "Eso es lo que estamos tratando de hacer ahora mismo: Atacar el juego, tratar de conseguir innings rápidos y eso es todo".

De su parte, Francona ha disfrutado ver esta nueva versión de un lanzador que ya tenía el talento.

"Es una fórmula bastante exitosa, sobre todo cuando tienes los pitcheos como los de él", dijo el piloto. "Cuando trabaja arriba en el conteo, de repente ves esos swings defensivos o los batazos sin mucha autoridad".

Salazar ha llegado a 11 victorias en la temporada. Su efectividad de 3.16 lo coloca en el séptimo lugar entre los abridores de la Americana. Está sexto en la liga en ponches con 156 y WHIP (bases por bolas más hits por inning lanzado) con 1.06. Su promedio en contra de .207 es el segundo mejor del Joven Circuito, superado sólo por el de Sonny Gray.

Según Salazar, todo se debe a una mejor mentalidad ahora.

"Ahora mismo, me siento como que estoy madurando", dijo el lanzador.