Venezolano David Peralta "en sus aguas" como cuarto bate en D-backs

Venezolano David Peralta

ATLANTA -- Si logra mantener su nivel de producción actual, va a ser difícil para el jardinero venezolano de los D-backs, David Peralta, mantener un bajo perfil.

Tras batear de 3-2 con un jonrón incluido en la victoria de los D-backs 8-4 sobre los Bravos el sábado y luego de 3-1 el domingo en la derrota por 2-1, Peralta tiene promedio de .459 (de 61-28) con 20 empujadas en sus últimos 18 juegos.

"Esperemos que reciba el crédito que se merece", dijo el manager de los D-backs Chip Hale acerca de Peralta. "Pero también esperemos que los demás equipos no lo conozcan mucho".

Peralta ha tenido éxito bateando como cuarto en el lineup detrás de Paul Goldschmidt, un puesto en el orden que los D-backs han tenido dificultades en llenar, antes de que Hale decidiera en darle una oportunidad a Peralta en dicho puesto.

"Está haciendo un buen trabajo", destacó Hale. "Sé que tiene confianza en él. Una cosa que se puede decir de David es que siempre te va a dar lo mejor de sí. Así que cuando tiene el éxito que está teniendo ahora mismo es bueno verlo porque te entrega todo cada noche, por lo que a veces tengo que darle descanso porque básicamente lo deja todo en el terreno. Tenemos que ser muy cuidadosos con eso".

Cada día que Peralta pasa en las Mayores, es un día especial para él, en parte por lo que ha tenido que pasar para recibir esta oportunidad. Originalmente un lanzador, el venezolano tuvo que dejar el béisbol hasta que regresó para jugar los jardines en una liga independiente. Los D-backs lo firmaron como jardinero en julio del 2013.

"Nada mal para un lanzador", dijo en son de broma el receptor Jarrod Saltalamacchia, cuando se le preguntó sobre la actuación de Peralta en la temporada. "Ha sido muy importante para nosotros. Es un atleta y además es oportuno. Está conectando la bola hacia el lado contrario, con cualquier cosa que le lancen intenta batear sin tratar jalar la pelota. Ha sido muy bueno para nosotros".

Peralta, de 28 años de edad, no está preocupado por recibir la atención o reconocimientos a esta altura de su carrera.

"Sólo estoy enfocado en hacer mi trabajo y hacer las cosas bien para ayudar a mi equipo a ganar", manifestó. "Sé que estoy bateando detrás de Goldy. Él es la estrella, pero no puede hacerlo todo. Por eso es que somos un equipo. Un equipo no es un solo jugador; somos todos. Estamos tratando de ayudarnos mutuamente".