Los Azulejos están rindiendo en todos los aspectos del juego

Los Azulejos están rindiendo en todos los aspectos del juego

De repente, los Azulejos de Toronto son otro equipo-una escuadra prácticamente sin debilidades y posiblemente la mejor de Grandes Ligas. Es curioso cómo salen las cosas de vez en cuando.

Así parece por lo menos al momento de Toronto llegar al Yankee Stadium para una serie de tres juegos contra los Yankees. Dicho choque podría ayudar a definir el Este de la Liga Americana en el 2015.

Es asombroso decir eso sobre un equipo que hace 10 días tenía récord perdedor. Ahora los Azulejos son el conjunto más encendido de las Mayores, con cinco victorias al hilo y ocho en sus últimos nueve partidos. De paso, Toronto ha cortado su desventaja en su división de 8.0 juegos a 4.5. En el Comodín, el equipo canadiense aventaja a los Orioles por 1.5 juego en la lucha por el segundo puesto.

¿Qué pasó?

Primero, el gerente general de los Azulejos, Alex Anthopoulos, adquirió al torpedero Troy Tulowitzki-el mejor jugador ofensivo que cambió de equipo antes de la fecha límite del 31 de julio.

Dicho canje parecía algo extraño, dado que Toronto ya encabezaba las Grandes Ligas en carreras anotadas. Pero Antholpoulos hizo lo que tantos gerentes generales habían hecho en años anteriores: Reforzar el aspecto más fuerte de su equipo, cuando no pudo mejorar lo que más le urgía, el pitcheo abridor.

Y luego, unas horas antes de la fecha límite, sí pudo reforzar la rotación de los Azulejos al adquirir a David Price desde Detroit.

Dichas adquisiciones llegaron justo cuando Toronto empezaba a jugar de la manera en que se le había esperado durante toda la temporada. Su pitcheo abridor producía salidas de calidad para apoyar toda esa ofensiva. Y con más innings de los abridores, había menos presión para un tambaleante bullpen.

La presencia de Price le permitió al manager John Gibbons trasladar uno de sus mejores brazos, Aaron Sánchez, al cuerpo de relevistas.

Hay que ver a los Azulejos ahora. Han anotado 57 carreras, incluyendo 18 jonrones, en sus últimos nueve partidos. En ese lapso, sus abridores llevan marca de 7-0 con efectividad de 2.43. Mientras tanto, el bullpen ha registrado 2.48.

¿Hicieron todo eso Tulowitzki y Price? De alguna manera bien extraña, todo le ha salido bien por fin a un equipo que agregó tanto talento en los últimos tres años.

Agregar a Tulowitzki a un lineup que ya incluía a Josh Donaldson y los dominicanos Edwin Encarnación y José Bautista ha convertido un buen ataque en uno mejor todavía. Si Toronto tiene que ganar juegos con marcador de 8-7, pueden hacerlo.

Mientras tanto, dos abridores veteranos-R.A. Dickey y Mark Buehrle-se ven fuertes detrás de Price para formar una rotación digna de octubre. Dickey lleva efectividad de 1.24 en sus últimas cinco aperturas, mientras que Buehrle lleva 2.13 desde el 3 de junio.

En varios momentos de esta temporada, era fácil presentar argumentos de casi cualquiera de los equipos del Este de la Americana sobre su condición de favorito para ganar la división. Ahora les toca a los Azulejos.

El único obstáculo es que los Yankees se han pasado 86 días en el primer lugar, 20 más que los otros cuatro equipos combinados de la división. Nueva York lo está haciendo con una ofensiva que sólo es superada por la de los Azulejos, además de un bullpen con efectividad colectiva de 3.32.

¿El pitcheo abridor de los Yankees? Pues no tanto. Ese grupo lleva EFE de 4.32, la segunda peor de la división. Sólo la rotación de los sotaneros Medias Rojas ha sido peor.

Pero los Yankees sí tienen esa ventaja de 4.5 juegos. Este fin de semana debe de acercar a los Azulejos a la cima o restablecer a Nueva York como el favorito definitivo.

De cualquier manera, el caso de Toronto nos recuerda que un buen equipo no se construye de la noche a la mañana. No se hace exclusivamente con el draft, la agencia libre ni cambios inteligente, sino un poco de todo eso.

¿Se acuerdan del Día Inaugural del 2013?

Mucha gente pensaba que los Azulejos iban a ser el mejor equipo de Grandes Ligas, luego de agregar al dominicano José Reyes, su compatriota Melky Cabrera y los abridores Dickey, Buehrle y Josh Johnson.

Pero ese año Toronto tuvo marca de 74-88 y 83-79 en el 2014.

En el invierno del 2014-15, Anthopoulos agregó al receptor Russell Martin, Donaldson y al mexicano Marco Estrada.

Sabremos más sobre estos Azulejos después de su serie en el Bronx. Y al acercarnos a septiembre, veremos el inicio de lo bueno en esta temporada.