Boston tratará de que Sandoval y Hanley mejoren a la defensa

Boston tratará de que Sandoval y Hanley mejoren a la defensa

DETROIT - En los últimos días, tanto el gerente general de los Medias Rojas, Ben Cherington, como el manager del equipo, John Farrell, ha señalado en varias ocasiones que mejorar la defensa es una prioridad para el club.

Pero no hay indicación alguna de que dicho proceso conlleve cambios - al menos no para lo que resta de la temporada actual.

Los dos agentes libres de lujo que firmó Boston durante el receso de temporada - el tercera base venezolano Pablo Sandoval y el jardinero dominicano Hanley Ramírez - han sido inconsistentes a la defensa este año.

Ramírez se encuentra en su primera campaña como guardabosque y la transición no ha sido fácil. De su parte, Sandoval ha tenido dificultades en la esquina caliente, posición en la que se destacó durante muchos años.

Uno de los dos podría trasladarse a la primera base la próxima temporada. El inicialista Mike Napoli se convertirá en agente libre cuando termine la campaña, dejando el puesto vacante de cara al 2016.

"Hemos hablado acerca de la defensa porque se trata de algo que debemos mejorar de aquí a abril. Por lo tanto, hemos hablado de lo que podemos hacer durante los próximos dos meses para encaminarnos", dijo Cherington. "Creo que estamos enfocados en ayudar a los muchachos a mejorar en los puestos en los que se encuentran para que puedan demostrarnos de lo que sean capaces y para nosotros determinar su potencial y usar dicha información durante la temporada muerta para tomar decisiones informadas. De eso se trata, más que de cambiar posiciones".

En particular, Cherington da la impresión de no querer cambiar de posición a Sandoval tan pronto.

"Es un antesalista", dijo Cherington acerca de Sandoval, quien firmó con Boston por cinco anos. "Ha trabajado fuerte y estamos trabajando duro con él para tratar de aprovechar al máximo los próximos dos meses, tanto al bate como a la defensa. Está poniendo de su parte, así que no habrá cambios".

En cuanto a Ramírez se refiere, su bate es su punto fuerte, pero el quisqueyano también ha sido inconsistente con el madero esta temporada. Quizás haya puesto demasiado énfasis en el poder, ya que ha conectado 19 cuadrangulares pero apenas ocho dobles a la vez que batea .260.

"Creo que ha habido momentos en que su swing ha sido demasiado amplio", dijo Farrell acerca de Ramírez. "Muchos de nosotros hemos hablado con Hanley al respecto, para tratar de entender su enfoque en el plato. Típicamente ha sido un buen bateador de líneas y de muchos dobles, casi una proporción de 2-1 de dobles y jonrones. Pero ahora mismo es lo contrario.

"Aunque sea una mentalidad que lo tiene pensando más en el poder en lugar de ser un bateador de contacto con la habilidad de conectar líneas duras, aún estamos tratando de corregir el problema de raíz. Y si esa mentalidad le ha creado un hábito de tratar de alzar la bola y no ser el bateador puro que conocemos, estamos trabajando en eso con él para que vuelva a ello".