Marco Estrada le brinda estabilidad a la rotación de Toronto

Marco Estrada le brinda estabilidad a la rotación de Toronto

TORONTO - Los nombres sonoros siempre recibirán más atención, pero el diestro Marco Estrada ha sido uno de los héroes desapercibidos de los Azulejos esta temporada.

El mexicano de 32 años de edad ha pasado de segundo plano a una fuerza estabilizadora en la rotación de Toronto.

El martes, Estrada cedió una carrera y dos hits en 6.2 entradas de labor ante los Mellizos. Se trata del tipo de apertura de calidad que ha convertido al serpentinero en una opción fiable cada quinto día.

"Sabe lanzar", dijo al respecto el coach de la banca de Toronto, DeMarlo Hale, quien fungió como manager el martes ante la ausencia de John Gibbons, quien estaba cumpliendo una suspensión de un juego. "Tiene ese cambio, puede agregar o quitar [velocidad] con su recta. Usó su curva un poco más esta noche, pero simplemente es un pitcher que sabe lanzar. Cuando cuentas con esa combinación de lanzamientos, puedes tener ese tipo de actuación".

Estrada ha permitido dos carreras limpias o menos en siete de sus últimas ocho aperturas desde principios de junio, una racha que terminará entre las mejores de su carrera.

Todo eso de parte de un lanzador que ni siquiera se perfilaba como abridor durante los entrenamientos. Una lesión en la rodilla tampoco lo ayudó, pero de todos modos parecía estar destinado a terminar en el bullpen. No fue hasta que los Azulejos decidieron enviar al cotizado prospecto Daniel Norris a ligas menores en mayo que Estrada por fin tuvo una oportunidad.

Desde ese momento, Estrada le ha brindado a los Azulejos todo lo que hubiesen querido y más. Un canje que llegó a ser ridiculizado, el traspaso de Adam Lind a Milwaukee por Estrada le ha venido bien a ambas partes.

"Da satisfacción, pero simplemente quería ser parte del equipo y ayudar", dijo Estrada. "Sabía desde un principio que teníamos un buen equipo y simplemente quería ser parte de ello. Tratar de ayudar lo más posible y de cualquier forma.

"Pero estoy muy agradecido por la oportunidad de ser abridor. Tenemos un gran equipo. Teníamos un gran equipo en aquel entonces y obviamente tenemos tremendo equipo ahora, así que esto es bien divertido".

Los abridores de Toronto han permitido tres carreras o menos en nuevo juegos consecutivos. El cuerpo monticular del club llegó a la acción del miércoles con efectividad de 2.67 después de la pausa del Juego de Estrellas, la mejor en la Liga Americana. La llegada de David Price debe de ayudar a asegurar que esos números se mantengan estables durante los últimos dos meses de la temporada.

A Estrada le tocó abrir un día después de que Price lanzara ocho innings dominantes en su debut por Toronto, pero el oriundo de Sonora estuvo a la altura de reto. Por tercera vez esta temporada, permitió dos hits o menos en una salida y también ha ganado aperturas consecutivas.

"Siempre que uno de tus compañeros tiene un juego fenomenal, quieres hacer lo mismo", dijo Estrada. "Va a ser difícil lanzar después de un muchacho como Price, pero voy a tratar de hacer lo mejor posible. Lo único que puedo hacer es darle a mi equipo cuantos innings pueda y si les doy a los muchachos la oportunidad de ganar, sé que vamos a anotar muchas carreras".