La clase de Rougned Odor viene de su familia

La clase de Rougned Odor viene de su familia

El joven Rougned Odor, una de las promesas de los Rangers de Texas, ha entrado con fuerza en las Grandes Ligas.

Este hecho no debería sorprender, considerando que proviene de una familia en la cual el béisbol es un modo de vida por generaciones.

Su familia está llena de gente que ha hecho vida en los diamantes. Su tío Rouglas fue pelotero y ahora es coach de bateo en la sucursal Triple-A de los Indios de Cleveland en Columbus; aparte de coach de banca y con los Caribes de Anzoátegui en la Liga invernal venezolana. Su abuelo Roberto Zambrano fue destacado jugador en su estado y procreó a José Luis, Víctor y Eduardo (quien jugó en las Mayores con los Cachorros de Chicago entre 1993-94), jugadores de renombre en la Liga de su país.

"Rougned está experimentando un éxito a su corta edad que nos llena de orgullo a todos en la familia", comenta Rouglas. "Es difícil mostrar esa capacidad cuando apenas llegas a 21 años de edad, los cuales cumplió en febrero".

Odor, luego de comenzar la temporada en el roster de los Rangers, tuvo un bajo desempeño, con promedio de bateo de .147 en el mes de abril, lo cual redundó en su descenso a Triple-A.

Esto no amilanó a Rougned, quien sabía a quien consultar de inmediato: su tío Rouglas, experto instructor de toleteros.

"Fue el segunda base en el día inaugural para Texas, y luego fue descendido por su rendimiento. Siempre estamos en contacto y le aconsejé, le indiqué algunas cosas que no estaban funcionando. Le dije que muchos jugadores han pasado por esa situación en sus carreras, que no era el único. Mickey Mantle pasó por algo similar. Por eso no podía bajar la guardia. Y no lo hizo, por eso me alegra tanto ver como está produciendo por estos días".

Odor encendió motores al ser llamado nuevamente por los Rangers, bateando para .327 (49-16) en los últimos 14 días, además de hacerse acreedor al premio al Jugador de la Semana en la Liga Americana.

"Rougned es un bateador con mucha contundencia", asegura Rouglas, ahora poniéndose el sombrero de entrenador. "Tiene mucha autoridad en el plato, y eso convence a muchos que pueden dudar de él por su altura de 5 pies, 11 pulgadas. Es uno de esos peloteros como José Altuve de los Astros y Alexi Amarista de los Padres de San Diego, que son productivos sin tener una estatura prominente. Quienes veían a Rougned al principio quisieron usar su altura como carta a la hora de negociar su firma, pero nos tocaba demostrar que valía mucho a pesar de ello".

"Lo que más me impresiona de Rougned es su arrojo", dice Jamey Newberg, creador del Newberg Report y una autoridad en lo que respecta a prospectos de los Rangers. "Su capacidad puede ayudar a cualquier equipo, y debería convertirlo en un líder aquí en los años por venir. Juega con mucha confianza y ha demostrado que sabe hacer los ajustes cuando las cosas no le salen bien. Debe formar parte del núcleo de este club".

"Rougned cuenta con el apoyo de experimentados peloteros que lo aconsejan y apoyan. Elvis Andrus, Prince Fielder y Adrián Beltré conversan con él y lo orientan, es muy importante su aporte para su desarrollo y eso nos da mucha confianza", concluye su tío Rouglas.