Carlos Ruiz iguala récord al ser parte de cuarto no-hitter

Carlos Ruiz iguala récord al ser parte de cuarto no-hitter

CHICAGO -- Para Carlos Ruiz -- un vetarano de nueve temporadas en Grandes Ligas -- el juego sin hits de Cole Hamels contra los Cachorros hizo al panameño parte del cuarto no-hitter de su carrera, igualando al cácther de los Medias Rojas, Jason Varitek, con la mayor cantidad en Grandes Ligas.

Aparte del juego sin hits de Hamels, el oriundo de David, Panamá también estuvo detrás del plato para la hazaña de los relevistas Jake Diekman, Ken Giles y Jonathan Papelbon en septiembre del 2014, cuando Hamels tiró seis entradas sin conceder imparables.

También fue el receptor de dos juegos sin hits de Roy Halladay, uno contra los Marlins en mayo del 2010 y otro en la Serie de Divisional de la Liga Nacional contra los Rojos en el mismo año.

"Personalmente, estoy bastante contento", dijo Ruiz sobre su récord. "Para mí es especial y estoy muy entusiasmado -- también mis compañeros y Cole. Siempre me esfuerzo a lo máximo detrás del plato y le doy todo lo que tengo a Cole, porque soy el que está detrás del plato y él hizo de todo en diferentes situaciones".

Ruiz, un jugador reservado, ha sido el receptor para otras brillantes presentaciones aparte de Halladay. Ha formado batería con Roy Oswalt y Cliff Lee, pero su relación con Hamels ha sido una de las más largas.

"Han llegado momentos en los que ni necesitamos señales", indicó Hamles. "Pienso que eso es algo especial. Es especial cuando logras tener algo así. Eso es difícil de desarrollar. Es un tremendo receptor y se nota. Si no lo fuera, no hubiera sido parte de tantos no-hitters o juegos perfectos".

Ruiz sabía que Hamels había tenido problemas últimamente con su recta de dos costuras, y por eso le dijo que contara con su recta de cuatro costuras. Y sabía lo excelente que se ha convertido su curva, por eso cuando Hamels estaba en cuentas de 0-2, Ruiz se aseguró de que la tirara.

Cerca del sexto episodio, Ruiz sabía que Hamels tendría un día especial. Estaba en sintonía con el serpentinero y mantuvo la misma mentalidad entrada tras entrada.

"Estoy muy contento por él", dijo Ruiz acerca de la hazaña de Hamels. "Fue muy especial".