Pedro Martínez encara más medios que Juan Marichal en 1983

Pedro Martínez encara más medios que Juan Marichal en 1983

COOPERSTOWN, Nueva York - Pasaron 32 años entre la exaltación del primer dominicano al Salón de la Fama, Juan Marichal, y el segundo, Pedro Martínez.

Por supuesto, es abismal la diferencia en la tecnología entre 1983 y el 2015, tanto en la República Dominicana como en los Estados Unidos.

Cuando Marichal fue exaltado hace 32 años, no había internet, Twitter, Instagram ni nada por el estilo. Se hizo una buena cobertura de parte de los medios dominicanos, con todo y las limitaciones. Y por supuesto, el ex estelar de los Gigantes de San Francisco se tomó un tiempo para hablar en español durante su discurso, televisado en Dominicana por la antigua cadena Rahintel.

Ahora, en el momento de Martínez, hay un sinnúmero de periodistas dominicanos cubriendo cada paso del oriundo de Mayoguayabo. Se manda por Twitter cada comentario con la prensa. Se publican cientos de fotos. El video de su sesión con la prensa se ve por internet a poco tiempo de realizarse. Y se hacen muchos reportajes por escrito sobre su exaltación en Cooperstown.

Definitivamente, los tiempos han cambiado.

"Para la República Dominicana (han sido) 32 años esperando, solamente con la presencia de Juan Marichal", dijo Martínez. "Lamentablemente él no estuvo cuando la tecnología llegó al juego. Ya todas las cosas que nosotros hacemos han estado comentadas. Yo represento una nueva era, represento mi país, a Mayoguayabo y a toda América Latina".

Ser una superestrella hoy en día conlleva cierto peso, mucho más que décadas atrás. Ahora es cada vez más difícil hallar la paz fuera del alcance de los medios de comunicación. Algunos atletas manejan esa parte mejor que otras. En la mayoría de los casos, los jugadores retirados se ven más relajados y sueltos que cuando tenían la presión de rendir en el terreno de juego y con el tiempo más limitado.

Eso se ve claramente con Randy Johnson, otro exaltado en el 2015, y otros atletas retirados.

De su parte, Martínez-siempre habilidoso a la hora de expresarse tanto en inglés como en español-está consciente de esa parte de ser un deportista de alto nivel, sea activo o retirado.

"Me siento orgulloso de llevar esa responsabilidad en esta era", dijo el ex estelar del diamante. "Y les doy las gracias a ustedes que proyectamos cómo somos, quiénes somos y nuestra calidad como atletas".