No sorprende la abundancia de representantes de Atlanta en el Salón

No sorprende la abundancia de representantes de Atlanta en el Salón

COOPERSTOWN, Nueva York - De 1991 al 2005, los Bravos ganaron 14 títulos divisionales consecutivos, cinco banderines de la Liga Nacional y la Serie Mundial de 1995. Por lo tanto, no es sorpresa alguna que las figuras claves de Atlanta en aquella época han comenzado a dominar el Salón de la Fama de Béisbol.

Greg Maddux, Tom Glavine y el capataz Bobby Cox fueron exaltados el año pasado. John Smoltz será inmortalizado el domingo y Chipper Jones, quien estará en la papeleta por primera vez en el 2018, también luce tener asegurado su pase a Cooperstown.

Solamente Smoltz fue miembro de los 14 equipos de Atlanta que fueron campeones divisionales, pero cada una de dichas figuras tuvo un papel clave en esa increíble racha.

"Tengo que señalar que cuando llegamos a playoffs [contra los Bravos] al principio, nos enfrentamos a tres [lanzadores] que han sido exaltados al Salón en su primer año en la papela, un manager Salón de la Fama y probable un muchacho o dos más que van a terminar en el Salón", dijo el ex Astro Craig Biggio, quien será inmortalizado el domingo junto con Smoltz, el dominicano Pedro Martínez y Randy Johnson.

Los Bravos derrotaron a los Astros tres de las cinco veces que los dos equipos se enfrentaron en la Serie Divisional de la Nacional durante aquella época, llevándose la serie al mejor de cinco juegos en 1997, 1999 y el 2001. Houston por fin superó a Atlanta en el 2004 y el 2005, temporada en la que los Astros fueron barridos por los Medias Blancas en la Serie Mundial.

"Obviamente tuvimos una larga racha de éxito y contamos con grandes peloteros que pasaron por ahí", dijo Glavine. "Es increíble ver a todos estos muchachos venir y ser exaltados, con John ahora y próximamente Chipper, y estoy seguro que John Schuerholz también en algún momento. Es una gran representación de aquella época y del éxito que tuvimos como equipo. Da gusto verlo".

Schuerholz fue el arquitecto de aquellos equipos, primero como gerente general y ahora como presidente del club. Pero fue el propietario Ted Turner - creador de las cadenas de televisión CNN, TBS Y TNT - quien tuvo la visión de cómo armar el club. Turner debe de ser candidato para el Salón como ejecutivo, junto con el fallecido George Steinbrenner de los Yankees. Ambos fueron figuras claves durante la primera fase de la agencia libre.

Los verdugos de aquellos equipos de los Bravos fueron precisamente los Yankees. Atlanta perdió cuatro Series Mundiales, incluyendo dos ante los Yankees, en 1996 y 1999.

"Si hubiésemos salido campeones en 1996 - como debimos de haberlo hecho - nos hubiéramos convertido en los Yankees", dijo Smoltz.

Los Yankees ganaron el Clásico de Otoño cuatro veces en espacio de cinco años de 1996 al 2000, perdieron la Serie Mundial en el 2001 y el 2003, y volvieron a coronarse en el 2009.

Falta ver si aquellos Yankees terminan tan bién representados en el Salón como los Bravos. Joe Torre, manager de los equipos de Nueva York que ganaron los primeros cuatro de sus cinco títulos de Serie Mundial, fue exaltado el año pasado, junto con sus homólogos Cox y Tony La Russa.

Los miembros del llamado Core Four (el núcleo de los cuatro) de los Yankees - Derek Jeter, el panameño Mariano Rivera, Andy Pettitte y el boricua Jorge Posada - todos estarán elegibles para el Salón en los próximos cinco años. Tres de ellos jugaron todas sus carreras por Nueva York. La excepción es Pettitte, quien lanzó por los Astros por tres años y fue compañero de equipo de Biggio en el equipo de Houston del 20015 que perdió la Serie Mundial. De los Bravos de la misma era, solamente Jones pasó toda su carrera exclusivamente con Atlanta.

Todos los integrantes del Core Fore fueron parte de los equipos que ganaron cinco Series Mundiales y siete banderines del Joven Circuito. Jeter y Rivera tienen garantizados una placa en el Salón. Posada será el primero que aparecerá en la papeleta, en el 2017.

Pettitte y Rivera se retiraron juntos en el 2013 y debutarán en la papeleta en el 2019. Jeter estará elegible por primera vez en el 2020.

Los Bombarderos ganaron 15 banderines de la Liga Americana y 10 títulos de Serie Mundial de 1947-64, pero sólo cuatro jugadores - Mickey Mantle, Whitey Ford, Yogi Berra y el manager Casey Stengel - representan a los Yankees de esa era en el Salón.

Haber ganado no parecer ser un criterio de mucha importancia para los votantes para el Salón. Y ahora los Bravos, que tuvieron mucho menos éxito colectivo que los Yankees durante la misma era, podrían terminar mejor representados.

"Creo que algunas personas piensan que tuvimos el mismo equipo año tras año, pero no fue así", dijo Glavine. "Creo que la evidencia está en los muchachos jóvenes que constantemente se unían al equipo y contribuían. Este ellos estuvo Chipper cuando debutó en medio de la racha, la cual ayudó a extender después de mí y de John y Greg. Así es como lo veo en cuanto a lo increíble que fue esa organización".