Los equipos "compradores" dominan el mercado de cara al 31 de julio

Los equipos

Faltando poco más de dos semanas para el 31 de julio, la fecha límite para hacer canjes sin que los jugadores tengan que pasar por la lista de waivers, los equipos que se perfilan como compradores superan en número a los posibles vendedores, y por mucho.

Quizás se deba a la paridad o la prosperidad general en el béisbol y también a la existencia de un segundo Comodín en cada liga.

Entonces, ¿cuáles clubes serán compradores que se desprendan de talento cotizado en un intento por ganar ahora mismo y cuales serán vendedores que traspasen a figuras establecidas por prospectos con el fin de reconstruir?

Las posiciones de algunos equipos de seguro cambiarán de ahora a finales de julio, pero por el momento, la abundancia de compradores es buena noticia para los vendedores, que quizás no tengan mucha competencia.

Analicemos el panorama en la Liga Americana. En la División Central del Joven Circuito, ningún club tiene un déficit mayor de 5.5 juegos en lucha por los Comodines. En el Este, no hay equipo que tenga una desventaja de más de seis partidos en dicha pelea.

¿Por qué habría alguno de esos clubes de desprenderse de jugadores claves cuando les bastaría con una buena racha para entrar a la contienda por la postemporada?

En el Oeste de la Americana, Seattle se encuentra a 7 juegos del segundo Comodín y a 7.5 de la cima de su división. La desventaja de Oakland es de 8 juegos en el Comodín y de 8.5 juegos en la división.

Desde hace tiempo, los Marineros han estado en proceso de convertirse en contendientes legítimos, pero se han visto entorpecidos por una producción ofensiva decepcionante este año. Tomando en cuenta todo el pitcheo que tienen, es difícil imaginarlos cambiando de rumbo a estas alturas.

¿Será posible entonces que el único "vendedor" en la Americana sea Oakland? Imagínense que bonanza para el gerente general de los Atléticos, Billy Beane.

Los Reales tienen una ventaja bastante amplia en la División Central, mientras que los Angelinos y los Astros enfrentan poca competencia en el Oeste. Pero los playoffs están al alcance de muchos equipos. El hecho de que el Este de la Liga Americana parece estar para cualquiera incide en que haya pocos equipos vendedores.

En la Liga Nacional, la escasez de equipos "vendedores" no es igual de drástica. Los Filis tienen el peor récord en el béisbol. De hecho, desde hace rato debíamos haber mencionado a Cole Hamels .

Milwaukee y Colorado claramente se perfilan como vendedores. Lo mismo se puede decir de Cincinnati, particularmente porque los Rojos pertenecen a la División Central de la Nacional, de la cual tres equipos podrían ver acción en la postemporada.

Otros dos equipos - Miami y San Diego - tienen fojas que los colocarían en la categoría de vendedores. Pero ambos invirtieron mucho dinero y esfuerzo durante el invierno para dar un giro rápido. Darse por vencidos podría ser bien difícil o prematuro - o las dos cosas.

Todo eso significa que a mediados de julio, solamente cinco de los 30 equipos de Grandes Ligas claramente son vendedores. Si dichas circunstancias no cambian en las próximas dos semanas, habrá clubes muy decepcionados en su intento por mejorar de manera considerable antes del 31 de julio.

Por otro lado, la cantidad de equipos en la pelea es indicación de lo fuerte que se encuentra el deporte y el nivel actual de balance competitivo en Grandes Ligas. El hecho de que muchos equipos se consideran compradores es evidencia de que las reformas al sistema económico del béisbol están funcionando como deben.

Eso quizás no produzca muchos cambios de impacto a mediados de temporada, pero si contribuye a un mejor deporte.