Greinke se recupera del jonrón para hacer historia

Greinke se recupera del jonrón para hacer historia

CINCINNATI - Lo que fue una atípica mala apertura para el lanzador de la Liga Nacional Zack Greinke en el Juego de las Estrellas presentado por T- Mobile, terminó con una victoria 6-3 de la Liga Americana.

Greinke, quién llegó al juego con una excelente efectividad de 1.39, se metió en problemas casi de inmediato permitiendo un cuadrangular al primer bateador del joven circuito Mike Trout, una línea al jardín derecho, ante el cuarto lanzamiento del partido.

Y esto no tiene nada que ver, dijo el mismo lanzador, con el hecho de que el Great American Ball Park es considerado un paraíso para los bateadores. No, esto tiene mucho más que ver con el hombre que conectó el cuadrangular, Trout.

"Yo piendo que Mike conectó bien la pelota. Puede que no se vaya de todos los estadios, pero fue conectada suficientemente bien para salir del terreno", dijo Greinke. "No es fácil. Uno tiene una ventana de dos pulgadas hacia arriba en la zona. Si uno la lanza más arriba que eso, él la toma. Si uno la lanza más abajo, él hace lo que hizo. Yo estaba tratando de ir un par de pulgadas más arriba que eso, y yo solamente fallé mi colocación del lanzamiento por un poquito".

Greinke luego caminó a Josh Donaldson antes de empezar a lanzar como el Greinke que ha dominado a los bateadores contrarios en cada turno en 2015, y él aseguró un pequeño lugar en la historia de Juegos de Estrellas en el trayecto.

Greinke ponchó a cuatro de los últimos seis bateadores que enfrentó antes de ceder, un movimiento planeado, su puesto en la lomita a Gerrit Cole de los Piratas para iniciar el tercer inning.

El lanzador de los Dodgers se convirtió en el primer lanzador de un Juego de Estrellas con cuatro abanicados desde que Pedro Martínez lo hiciera en el juego de 1999.

Qué tan rara fue la carrera contra Greinke? Considera esto: Greinke llegó al Juego de Estrellas sin permitir carreras en sus últimos 35 2/3 innings, comenzando el 13 de Junio.

La última vez que un lanzador de los Dodgers ponchó a cuatro bateadores fue en el Juego de Estrellas de 1986 cuando Fernando Valenzuela abanicó a cinco bateadores en fila.

No fue tanto permitir el jonrón comenzando el partido lo que irritó a Greinke sino el hecho de que la derrota le da a la Liga Americana la ventaja de iniciar la Serie Mundial en su casa, donde Greinke y los Dodgers esperan estar en Octubre.

"Este juego es probablemente más importante que los juegos de la temporada regular, en su mayor parte", dijo el lanzador. "Es una cosa tan importante tener la ventaja de arrancar en casa, especialmente cuando uno tiene tan Buenos fanáticos como los nuestros".