En un juego de jóvenes, los veteranos dejan huella

En un juego de jóvenes, los veteranos dejan huella

CINCINNATI, Ohio -- A.J. Burnett llegó el lunes a la sesión de prensa de la Liga Nacional con una remera blanca, desplegando sus tatuajes, y un corte de pelo similar al de uno de sus hijos, que recorría las cercanías.

El viejo de este Juego de Estrellas, encaja a la perfección entre los jóvenes.

"Cuando llegué a Grandes Ligas, me gustaba hablar con los mayores. Nunca pensé ser uno de ellos", dijo el pitcher de los Piratas de Pittsburgh, de 38 años de edad. "Es especial ser el tipo que lo ha hecho todo y lo ha visto todo. Cuando era novato, había uno o dos jóvenes y muchos mayores. Ahora el juego ha cambiado y la situación es totalmente al revés".

Luego de que el béisbol pasara dos años despidiéndose de las veteranas superestrellas, el panameño Mariano Rivera y Derek Jeter, la reunión del Juego de Estrellas en Cincinnati ahora está dominada por rostros nuevos que están cambiando el juego.

Burnett, junto con el dominicano de los Angelinos, Albert Pujols, Mark Teixeira de los Yanquis, el jardinero lesionado de San Luis, Matt Holliday y el dominicano de los Marineros, Nelson Cruz, representan el club de los 35 años. En contraste, hay 20 jugadores de no más de 25 años, entre los 76 elegidos este año.

El viaje del poco convencional Burnett al Clásico de Media Temporada, tiene un sabor aún más especial, debido a que es su primera selección, en su temporada de despedida.

Por otro lado, Pujols y Teixeira tuvieron sus grandes éxitos cuando muchos de los jugadores con los que comparten vestidores este fin de semana apenas soñaban con jugar en Grandes Ligas.

Teixeira no había ido al Juego de Estrellas en seis años, Pujols en cinco.

Pujols participó en nueve de 10 Juegos de Estrellas entre 2001 y 2010, pero en 2011 inició su declive estadístico, y por primera vez en su carrera no alcanzó las 100 carreras impulsadas. Con los Angelinos, a los que llegó un año después, jugó lesionado en 2013 y ha sido, de alguna manera, la sombre del actual MVP de la Liga Americana, Mike Trout.

Pero ha tenido una notable resurrección esta temporada, liderando la Liga Americana con 26 cuadrangulares, pese a que su porcentaje de bateo de .255 es el más bajo de su carrera. Ha sido un gran guía para Trout y el resto de los Angelinos, líderes del Oeste de la Liga Americana.

"Me ha enseñado muchas cosas -- desde el punto de vista del pelotero, me enseñó a jugar el deporte de la forma correcta", dijo Trout. "Es grandioso tenerlo en el clubhouse, para los jóvenes y me incluyo, es bueno saber que si tienes una duda o necesitas algo, él sabrá responder".

Teixeira ha tenido un notorio declive en los años recientes, limitado por las lesiones, incluyendo una operación en la muñeca que le costó casi toda la temporada 2013. Incluso habló sobre no ser capaz de conseguir los números a los que estaba acostumbrado.

Pero su muñeca está sana y cambio su dieta. Tiene 22 cuadrangulares y lidera la Liga Americana con 62 carreras remolcadas, suficiente para lograr un lugar en el Juego de Estrellas de esta temporada, como un reserva ante la lesión del venezolano Miguel Cabrera.

"Ahora lo disfruto más", admitió. "No lo doy por sentado".