Finalmente el Juego de Estrellas reconoce a los preparadores

Finalmente el Juego de Estrellas reconoce a los preparadores

CINCINNATI, Ohio - Darren O'Day puede contar todos sus salvamentos con dos manos: Solo 10 en ocho años como relevista en las Mayores. El dominicano Kelvin Herrera, necesita solo una mano.

No importa. Los managers saben de la valía de un bullpen repleto de preparadores y especialistas capaces, que puedan retener una ventaja lo suficiente hasta que llegue su reconocido cerrado, y eso se refleja en los equipos del Juego de Estrellas de este año.

"La gente se está dando cuenta que es similar a ser un cerrador", dijo O'Day, el derecho que lanza de costado y quien a menudo aparece en la séptima u octava entrada por los Orioles de Baltimore. "Vas a sacar tres, cuatro outs. A veces, tu trabajo es más difícil que el de un cerrador.

"No puedo decir que hacemos lo mismo, pero es parecido".

Y en muchos sentidos, igual de valioso. Un cerrador estelar es poco útil si rara vez lanza con una ventaja, debido a que el resto del bullpen es inconsistente.

"Debes tenerlos de esos en tu equipo", dijo el cerrador de los Cardenales, Trevor Rosenthal. "Son invaluables".

Algunos de ellos podrán desplegar sus talentos en el Great American Ball Park la noche del jueves, mucho antes de que se presente una situación de salvamento.

En los últimos seis años, se han seleccionado 17 relevistas al Juego de Estrellas con cinco o menos rescates en ese momento, de acuerdo a STATS. En contraparte, hubo apenas 10 de esos jugadores seleccionados entre 2001 y 2009, y tan solo seis entre 1971 y 2000.

"Especialmente en un equipo de Juego de Estrellas, quieres darles los reflectores a los cerradores", dijo el manager de la Liga Americana, Ned Yost, de los Reales de Kansas City. "Pero creo que los preparadores se han vuelto prominentes, al igual que el año pasado. Por eso elegimos a un par de preparadores de primer nivel".

Hubo cuatro relevistas con menos de cinco rescates en el Juego de Estrellas del año pasado: Pat Neshek, Tyler Clippard, Dellin Betances y Tony Watson. Este año, la responsabilidad es para O'Day y Herrera.

Betances tiene siete salvamentos esta temporada luego de ocupar el lugar del cerrador de los Yanquis, Andrew Miller, durante su lesión, pero aún encaja en el perfil por la manera en que es utilizado.

Nadie cuestionará la valía de los preparadores en Cincinnati. Los Rojos tenían un bullpen similar en 1990, cuando ganaron la Serie Mundial con los 'Nasty Boys' conformados por Norm Charlton, Rob Dibble y Randy Myers.

Este año cuentan con uno de los cerradores más dominantes en el cubano Aroldis Chapman, quien alcanza rectas de 103 millas por hora y ha dejado escapar solo una oportunidad. Pero la falta de un preparador confiable lo mantiene con únicamente 19 oportunidades de rescate.

Los Reales de Yost son un buen ejemplo de lo que puede hacer un bullpen confiable.

"Es efectivo si tienes a tres tipos capaces de bajar la cortina", dijo O'Day. "Puedes ser dominante. Sigo felicitando a los Reales, pero lo que hicieron el año pasado durante los playoffs fue, básicamente, recortar el juego a seis innings".