Renato Núñez dispuesto a jugar donde sea para llegar a G.L.

Renato Núñez dispuesto a jugar donde sea para llegar a G.L.

CINCINNATI -- Renato Núñez es conceptuado como bateador con tremendo poder y un antesalista que pudiera tener un gran futuro como tal en el Béisbol de Lujo con los Atléticos de Oakland.

De hecho, Núñez, que ha subido a paso firme en el profesionalismo, se ganó con miras a 2015 el derecho a subir a los Rockhounds de Midland (Doble 'A') luego de batear 29 jonrones e impulsar 96 carreras a nivel de la Clase 'A' fuerte.

La disposición mental de Núñez, de apenas 21 años de edad, es amplia, al punto de que pudiera mudarse a los jardines si por allí se le presenta una oportunidad de subir pronto a la meca de la pelota. "Me han puesto en tercera y primera bases, pero estoy listo para aprender otras posiciones de ser necesario", manifestó Núñez, presente como antesalista titular y sexto en el orden del Equipo del Mundo en su segundo juego de las Futuras Estrellas, a una pregunta de LasMayores.com.

"Cuando estaba joven me pusieron un par de veces en los jardines y si quieren hacerlo ahora, si hay ese chance [de subir a las Grandes Ligas como guadabosque] lo agarro", indicó el joven de Valencia, Venezuela, que es uno de los seis peloteros más jóvenes de la Liga de Texas.

La primera experiencia de Núñez en el Juego de las Futuras Estrellas fue sobresaliente, ya que bateó un imparable ante una recta a a 98 millas por hora de Alex Meyer, serpentinero de la organización de los Mellizos de Minnesota que ya estaba en la Triple "A" y que en 2015 ya ha lanzado en la Gran Carpa.

El venezolano bateó 19 jonrones en 2013 y otros 29 en 2014, aunque el comienzo de la temporada de 2015 fue un poco frustrante debido a una lesión.

"Me perdí todo el primer mes y parte del segundo, con una lesión de pantorrilla", informó Núñez. "Gracias a Dios me he recuperado de eso y también ha mejorado mi rendimiento. "Dicen que de la Doble 'A', Triple 'A' y Grandes Ligas ya es pelota, y me he dado cuenta de que eso sí es verdad. Los pitchers son más veteranos. Y me ha gustado que he podido hacer ajustes frente a ellos."

Pese al tiempo perdido, sus 12 jonrones en la Doble "A" son la cuarta mejor cifra de la Liga de Texas en lo que va de 2015.

Su primera temporada en la exigente liga invernal de Venezuela fue también enorme para su desarrollo como bateador.

"La de Venezuela es una liga en la que juegan muchos veteranos, fue necesario apaptarme a esa pelota, hacer las cosas de modo más calmado", especificó Núñez, que bateó para .279, con 22 carreras impulsadas y 30 partidos con los Tigres de Aragua, el equipo con el cual se hizo querer su estelar paisano David Concepción en la patria de Simón Bolívar.

Por supuesto, Núúez, que comenzó los entrenamientos primaverales con los Atléticos a fuerza de batazos de largo metraje que impresionaron a los instructores de ese equipo en Arizona, está bien contento de que le dieran una segunda oportunidad en el Juego de las Futuras Estrellas.

Ya sabe que algunos de los participantes en el encuentro de 2014, como el dominicano Maikel Franco y el boricua Francisco Lindor están en las Grandes Ligas con los Filis de Filadelfia y los Indios de Cleveland, respectivamente y espera que su oportunidad esté también a la vuelta de la esquina.