Informe: Dos peloteros cubanos desertan en EE.UU.

LA HABANA -- El tercera base Luis Yandder La O y el jardinero Yadiel Hernández desertaron en Estados Unidos durante una serie de cinco partidos amistosos que el seleccionado nacional de Cuba disputa frente a una novena universitaria de ese país, según el reporte de un diario deportivo de la isla.

"Se confirmó la deserción del pelotero santiaguero Luis Yandder La O", señaló el sitio digital del deporte cubano, Jit. En una información anterior, el medio afirmó que "el patrullero Yadiel Hernández abandonó la delegación".

El enviado especial de Jit a la gira no ofreció detalles ni explicaciones en ambos casos. Solo hizo esas dos menciones escuetas al terminar el reporte de cada partido que los cubanos perdieron 2-0.

The Associated Press intentó obtener una reacción de las autoridades deportivas cubanas, pero no hubo respuesta.

Yandder La O es un tercera base de 25 años y oriundo de la ciudad de Santiago de Cuba, a unos 800 kilómetros al este de la capital. Fue uno de los jugadores más destacados del equipo Vegueros de Pinar del Río que se impuso en la pasada Serie del Caribe, en la que bateó para .438. También se destacó en el pasado campeonato en el que registro promedio de .329.

Hernández, jardinero de 28 años y oriundo de Matanzas, ciudad a unos 100 kilómetros al este de la capital, integró la novena de la isla que se impuso en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, y bateó para .355 en el campeonato cubano del pasado año, en el que su equipo ocupó el segundo lugar.

El equipo de Cuba viajó a Estados Unidos como parte de su preparación para los Juegos Panamericanos de Toronto. Los amistosos contra una selección de jugadores universitarios se disputan en el National Training Complex de Cary, Carolina del Norte, y en el Durham Bulls Athletic Park del mismo estado.

Las deserciones siguen siendo el talón de Aquiles del deporte cubano a pesar del cambio que el gobierno hizo en su política deportiva a finales de 2013, cuando autorizó la contratación de sus deportistas en ligas extranjeras y aumentó substancialmente el salario de sus atletas.

Tampoco se frenaron las deserciones después que los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Cuba, Raúl Castro, anunciaron el 17 de diciembre de 2014 el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países y hace par de días dijeron que el 20 de julio abrirán las respectivas embajadas.

Esta temporada, siete peloteros residentes en Cuba se desempeñan en ligas profesionales de otros países: tres en Japón y cuatro en Canadá.

En la actualidad, un jugador cubano puede pedir la baja de su equipo local y la federación cubana se la otorga si considera que no es de interés de la selección nacional, como sucedió con Yoan Moncada, de 19 años. Moncada obtuvo el año pasado su baja del béisbol cubano, viajó a Estados Unidos y recientemente firmó un contrato de 30 millones de dólares con los Medias Rojos de Boston.

De acuerdo a las leyes del embargo que Washington mantiene sobre Cuba desde hace más de cinco décadas, los peloteros que deseen fichar en Estados Unidos tienen que firmar una declaración jurada que establece que no volverán a Cuba.

Yandder La O y Hernández debían participar con Cuba en los Panamericanos de Toronto, donde la novena de la isla buscará reconquistar la corona continental que perdió hace cuatro años.

Precisamente, siete de los peloteros cubanos que ganaron la medalla de bronce en los Juegos de Guadalajara 2011 juegan ahora en Grandes Ligas, como es el caso del jardinero Rusney Castillo (Boston) y el tercera base Yasmany Tomás (Arizona).